Fraude con los alquileres en temporada: algunos prestadores publican listados de teléfonos de estafadores

sao



Las vacaciones están cada vez más cerca y las expectativas de pasar unos días en algunos de los numerosos destinos que ofrece Argentina pueden verse opacadas por el accionar de estafadores.


Las estafas a personas que buscan un alquiler temporario por internet son un delito cada vez más frecuente que se potencia debido a la creciente tendencia de contratar alojamientos por redes sociales u otras plataformas sin tomar los recaudos necesarios.

En varias páginas y redes sociales, exponen todos los números telefónicos y sorprenden la cantidad, como la distribución numérica dentro del territorio nacional.

Las redes hacen a la ocasión, ya que muchos publican fotos de complejos y departamentos sin marca de agua y esto permite a los timadores robar la información y duplicarla en otros sitios apócrifos y camuflarlas como reales, van creando distintos sitios para realizar las estafas.

Además, la alta demanda trae aparejada la posibilidad de ser víctima de estafadores que aprovechan hasta el más mínimo descuido para hacerse con un botín con sistemas de pagos por medios electrónicos en transferencias en cuantas de bancos digitales.

Es harto conocido que, con la llegada de las vacaciones, la oferta y demanda de alquileres temporarios aumenta a la par de las denuncias por estafas a personas que buscan alojamientos donde pasar el verano.

Desde las cámaras intermedias incluso recomiendan extremar los recaudos para evitar este tipo de maniobras por parte de los estafadores, es por eso que muchos de sus integrantes exponen los números telefónicos de los tramposos.

Cómo actúan los estafadores

Las publicaciones apócrifas de alquileres, para ser más creíbles, incluyen fotos del alojamiento tanto del exterior como del interior. Los interesados se ven atraídos por el precio accesible y las condiciones del lugar, realizan el depósito o adelanto a los supuestos dueños o intermediarios para asegurarse la reserva del alojamiento, pero cuando llegan a destino el lugar no existe.

Otra forma habitual de estafa la llevan a cabo quienes subalquilan inmuebles, quienes los publican como propios y enseñan como disponibles para toda la temporada de verano asegurando condiciones que nunca se cumplen. En ese caso, antes de la fecha de ingreso, y con el cobro del adelanto o depósito realizado, devuelven el inmueble a su propietario original dejando a las personas que habían reservado el alquiler sin poder disfrutar de sus vacaciones.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorSOMU «Los tres que estaban arriba eran marineros con experiencia» dijo Gattoni
Artículo siguienteCrearán una nueva sección para primer grado en la Escuela 161 de San Antonio Oeste