¿Que son los helomas?



Los helomas son hiperqueratosis (callosidad) con un núcleo que se corresponde con una zona de hiperpresión intermitente de la piel sobre un punto óseo. Se localizan principalmente en el dorso de los dedos, los espacios interdigitales y también en la zona plantar del antepié, justo en el punto donde existe máxima presión o cizallamiento de las cabezas metatarsales. Se diferencian del resto de las callosidades debido a que la humedad presente en el espacio interdigital les da un aspecto blanquecino, consistencia blanda y una forma circular característica por la que popularmente reciben el nombre de «ojo de gallo». A pesar de no presentar un núcleo excesivamente profundo, son muy dolorosos.

¿Cuál es su causa?

El mecanismo de producción se debe a la presión o a la fricción a la que se somete una determinada zona del pie donde se unen, por un lado, un relieve óseo o una exostosis y, por otra, la acción externa del calzado. Son lesiones muy delimitadas y más profundas que las callosidades simples. El aspecto y las características de la piel del paciente también influyen en su formación, de modo que pacientes con tendencia a tener piel seca y escamosa desarrollarán con mayor facilidad estas lesiones.

¿Cómo se tratan?

El tratamiento podológico de las callosidades consiste en la realización de la quiropodia, es decir, la deslaminación de la capa córnea con bisturí. Esta deslaminación se realiza con un instrumento cortante (bisturí), de modo que se eliminan progresivamente capas superficiales de tejido hiperqueratósico hasta que desaparece el tejido amarillento. La quiropodia supone el tratamiento sintomático de estas lesiones pero, mientras exista el mecanismo que ha desencadenado el proceso de su formación, volverán a aparecer, por lo que desde un punto de vista podológico se hace necesario realizar una exploración biomecánica que esclarezca los factores etiológicos y la consecuente realización de un tratamiento ortopodológico, mediante la aplicación de ortesis para tratar dichos factores etiológicos.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorRealizaron promoción turística en Neuquén. Acciones del Emprotur.
Artículo siguienteEditorial: tres empanadas