Bridi “los datos indicaban que el langostino venía” dijo el titular de pesca de Río Negro



El subsecretario de Pesca de la provincia de Río Negro, Jorge Bridi anunció que ya comenzaron a entrar al golfo los langostinos, por lo que una de las actividades de pesca mas esperada comienza a incrementar su actividad. El funcionario hizo referencia además a la situación problemática de la empresa Harinas SAO que “por ahora es inviable” y manifestó que están esperando los tiempos de los empresarios chinos para avanzar con la utilización de la Dársena de Pesca en Sierra Grande.

Bridi, en dialogo con José Repucci, corresponsal de LU15 en la costa atlántica aseguró que “no estábamos intranquilos porque los datos indicaban que el langostino venía y técnicamente apareció antes de lo esperado porque el desove del año pasado se retrasó dos meses. Ya está aquí el langostino, nos sorprendió que apareciera tan al oeste, al igual que sucedió en 2016.”

Con respecto al animal, de tan preciada captura, Jorge Bridi señaló que “un animal que todo lo hace en un año, que puede desplazarse 15/20 kilómetros por día, que es muy sensible a la temperatura del agua Todas esas variables se conocen con distintos estudios, que dan mediciones, y posibilidad de predecir el comportamiento del langostino”.

También se refirió a la posibilidad existente de utilizar la Dársena pesquera de Sierra Grande, de propiedad de los capitales chinos que tienen a su cargo la explotación de la mina.

El funcionario de pesca señaló que “en Sierra Grande estamos un poco trabados con la Dársena pesquera. De hecho hace siete u ocho meses que frenamos las inversiones allí porque no hemos podido renovar el convenio con la minera. Tenemos todo armado, balizas pagadas, contratada la instalación, todo esa está a la espera de firmar la renovación del convenio con los chinos, que tienen otros tiempos distintos a los nuestros”

En relación a la difícil situación por la que pasa la empresa Harinas SAO que procesa restos de pescados para hacer alimento balanceado, Jorge Bridi indicó que “la empresa volvió a retomar esta semana la solicitud de pesca de langostino y nuevamente le contestamos que no. Argumentaron que no le querían procesar el pescado. Yo volví a hablar con las plantas que se comprometieron a procesarlo. Nosotros los ayudamos a que puedan funcionar. Yo creo que la empresa tiene un problema estructural que es la rentabilidad. Lo tuvo siempre desde mediados de los 90 . Si ellos no se buscan alternativas para hacer viable la empresa, los problemas nunca se van a acabar”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorEditorial: el voto diferente
Artículo siguienteIntensa Jornada en SAO “Conoce tu estado” por el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA