Carlos Bertola: “debemos tener una mirada con derechos para la pesca artesanal”

lanchas



El día martes, los Secretarios de Articulación Federal de la Seguridad, Gabriel Fuks, y de Seguridad y Política Criminal, Eduardo Villalba, sostuvieron una mesa de trabajo en la que participaron el Subprefecto Nacional, Jorge Bono, la diputada nacional por Río Negro, Ayelén Spósito, representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y miembros de la Autoridad Marítima Argentina para analizar la situación de la pesca artesanal y familiar en San Antonio Oeste, Río Negro.

Dialogamos con Carlos Bertola, Coordinador de Pesca Artesanal de la Secretaría de Pesca Artesanal de la Secretaría de Agricultura Familiar Campesina e Indígena del MAGyP quien sostuvo en la primera reunión en Capital Federal que se logró “una muy buena reunión de trabajo para fortalecer el vínculo entre la SAFCI y la Prefectura Naval para resolver un conflicto puntual con pescadores de Río Negro y la posibilidad de adecuar la reglamentación para que cada vez sean más dignas las condiciones de trabajo del sector de la pesca artesanal, como promueve la diputada Spósito desde la Ley de su autoría de pesca artesanal”.

“El sector en general, hablo del resto del país y algunos en San Antonio, es un sector que históricamente se manejó en una zona gris, en algunas provincias le llaman pesca de subsistencia, en otras los han readecuado y les dan permisos de pesca. Muy pocos están inscriptos impositivamente, con tributos social o alguna forma de habilitación para comercializar, lo que hace que eso los ponga en una desventaja”.

“No tienen conciencia realmente, de la cantidad de producto interno y de proteínas que producen y terminan comercializándolo con muy mal pago y en situación desventajosa a intermediarios y acopiadores que, después, les venden a los frigoríficos. Y estos son los que realmente después hacen el negocio, con la exportación y el consumo interno del pescado. Entonces, regularizarlos es darles derechos y herramientas para que se puedan defender y sacarlos de esa vulnerabilidad de la que se aprovechan los acopiadores”.

Sostiene que el diferendo entre las reglamentaciones que aplica la PNA y las necesidades de la población tienen una vía de resolución mediante el diálogo y la actualización de la regulación de la pesca artesanal, así como afirman que el rol del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca en dicha mesa permitirá a la PNA establecer un equilibrio entre las exigencias y necesidades técnicas de las embarcaciones, así como contribuir a las modificaciones necesarias para evitar que el ejercicio de la pesca artesanal constituya un riesgo para la población.

Destacó que la pesca artesanal es una pesca de mejor cuidado del medio ambiente “Esa es la gran diferencia entre la pesca artesanal y la pesca industrial. Lo que identifica a la pesca artesanal, son las artes de pescas. El arrastre es una forma histórica de pesca en Mar del Plata, que empezó de una forma un tanto industrial, yo hago esa diferenciación, entre la pesca industrial y la artesanal que tiene que ver con esto: La pesca continental es artesanal y en la pesca de mar, un poco a lo artesanal se lo deja de lado, porque supuestamente no genera volumen y ahí es donde entran los barcos factoría, los barcos medianos y la pesca costera. Las artes de la pesca artesanal o la recolección de bivalvos, el buceo y todo ese tipo de cosas, por lo general, son mucho más amigables, cuidan al pescado, van a buscar un pescado en particular, lo sigue, busca el cardumen y además, no tiene descarte. Cero descartes, produce la pesca artesanal, así que es muy amigable con el sistema, por las artes y por las prácticas que se utilizan”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorTrabajadoras del Estado quedarán desobligadas de sus tareas el próximo 8 de marzo
Artículo siguienteSAO: importante cantidad de vecinos denunciaron ante el EPRE los daños producidos por los continuos cortes de energía