Comenzó la ronda de reuniones sobre el traslado de la nueva bajada náutica

marea


Los concejales recibieron esta mañana al doctor en Biología, Raúl González, quien -junto al geólogo Renzo Bonuccelli- llevó adelante el estudio del impacto ambiental del proyecto de construcción de una bajada náutica en el Cañadón de la Paloma, al sur de la Tercera Bajada donde en la actualidad se realizan esas actividades.

El también científico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas –Conicet-, explicó las diferentes características del estudio el que, dijo, fue realizado en el marco de lo que establecen el Plan de Manejo Costero y el Plan Director de Ordenamiento Territorial.

inn

Ante una pregunta, admitió que “el mayor impacto se va a dar durante la construcción”, indicó que en la parte superior de la bajada “hay antecedentes de desmontes con motoniveladoras que se pueden observar de manera satelital”, pero recordó que ese sector “es una zona donde hubo muchas intervenciones y el lado positivo es que este proyecto va a mejorar esa área”.

Luego detalló otras intervenciones en las playas de Las Grutas y puso como ejemplo las piletas que se encuentran en la restinga ubicada entre las bajadas Cero y Primera “que no afectaron el perfil de la playa”.

En otro momento, González subrayó que “La Paloma es un área de uso intensivo o zona de sacrificio según el Plan de Manejo Costero” y aclaró que la construcción de un canal para la salida y entrada de embarcaciones, tiene el objetivo de “ampliar la ventana de operaciones y evitar que las mismas se realicen con vehículos en la zona intermareal”.

Al ser consultado sobre por qué no se había elegido un sector más al sur del emplazamiento en debate, recordó que “existe un decreto gubernamental que establece a toda esa franja costera hasta Piedras Coloradas como zona de recuperación” y como tal es intangible, “salvo que se modifique” esa norma legal.

Esta fue una de las tantas exposiciones que, sobre el tema, tienen previsto realizar los concejales para, luego de escuchar las opiniones de los sectores involucrados a favor y en contra, tener una idea acabada de lo que implica la construcción de la bajada náutica en ese sector de la playa y la afectación de tierras que habría que autorizar.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorRotary Club San Antonio donó elementos de limpieza al CAPS Yorio
Artículo siguienteConcejales de JSRN proponen declarar de interés científico proyecto sobre cannabis