Convenio de tierras con Asociación “La Remada” dando inicio al proyecto “Polo Turístico Cultural Barrial” en Las Grutas

sao



Este jueves por la mañana la Asociación La Remada y la Municipalidad de San Antonio Oeste firmaron el convenio de reserva de tierras fiscales en Las Grutas para 18 familias provenientes del ámbito de la cultura local.


Los socios/as e integrantes de la Comisión Directiva de la Asociación Civil “LA REMADA CULTURAL”, fueron los principales impulsores desde el 2020 del proyecto “Polo Turístico Cultural y Barrial” de Las Grutas. Siendo ese año la presentación de la iniciativa al intendente Adrián Casadei.

La intención de este proyecto es brindar una solución habitacional para un sector de la sociedad relegado (trabajadores de la cultura con trabajos informales y mayoritariamente precarizados), con baja o nula probabilidad de obtener una vivienda o terreno a través de las opciones brindadas por el Estado. Lo que se busca es por un lado (LADO A) brindar SOLUCIÓN HABITACIONAL de las familias de trabajadores de la cultura, y por el otro (LADO B) la concreción del CENTRO CULTURAL COMUNITARIO en cercanías a las zonas más densamente pobladas de la localidad, pero a la vez de simple acceso al turista.

Todas las familias preadjudicatarias cuentan con varios años de residencia y estarían en condiciones de afrontar el pago del terreno, a precio social. Y cabe mencionar la importancia de la proximidad entre los terrenos de los hacedores culturales, ya que es fundamental para el crecimiento mancomunado del trabajo de los mismos. Esto debido a la importancia de la constante labor conjunta y recíproca para el desarrollo de la actividad cultural en la zona.

Desde hace años los integrantes de la Asociación Civil “La Remada Cultural”, en su mayoría artistas, trabajan coordinando los esfuerzos para sobrellevar las dificultades en el desarrollo del potencial cultural regional. La Remada Cultural articula el trabajo de estos artistas con instituciones públicas y privadas de manera activa.

En la actualidad, son alrededor de 40 familias de trabajadores de la cultura en situación de vulnerabilidad habitacional, que enfrentan excesivos alquileres mensuales. Además, los espacios a los que acceden son aquellos que están preparados para el turismo temporal, es decir, que los propietarios solo alquilan en temporada baja (de marzo a noviembre).

Son todas familias residentes con antigüedad en la localidad: músicos, muralistas, actores, bailarines, talleristas, que participamos activa y constantemente en eventos locales y que promueven el desarrollo de la cultura en los tres centros urbanos del ejido municipal.

Este último año se vio recrudecer las dificultades del sector producto de la crisis laboral y sanitaria a causa del COVID-19.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorJuntos Somos Río Negro tendrá internas en marzo
Artículo siguienteQue conocer en Las Grutas: restingas y piletones, encantos por descubrir