Editorial: la estrategia se va configurando


El plan económico lanzado por el gobierno nacional hará mella en el bolsillo de la sociedad y la pobreza aumentará, incluso el mismo Macri lo admitió en su discurso, hablándoles principalmente a los mercados y no a la gente. Los trabajadores perdieron y seguirán perdiendo.
Esta confluencia de desatinos hizo que mucho de los gobernadores dejaran de mencionar a Cambiemos como “un amigo”. Urtubey se llamó a silencio, Weretilneck en estos lados salió al cruce, de forma tardía, pero admitiendo lo que el vicegobernador venía manifestando desde hace bastante semanas atrás. El espanto y el nuevo tren los juntó y se vienen nuevos tiempos políticos.
Noviembre será el mes que el gobernador posiblemente anuncie que quiere continuar en el cargo. Pesatti lo sabe. El círculo pequeño también, por eso la “mesa chica” tomó nuevos bríos esta semana. Weretilneck es un tiempista, un calculador y no se quiere ir del poder.

La alternativa legal y el Superior Tribunal siempre están, recordemos que el Juez Apcarián fue el asesor letrado de la municipalidad de Cipolletti cuando Weretilneck era intendente. Si esto no funcionara (léase no aprobarán), la Corte Suprema y Miguel Pichetto también estarán. El senador tiene dialogo permanente con el juez Horacio Rosatti (ex funcionario de Kirchner) y con Ricardo Lorenzzetti, este último se apoyó en Pichetto tras los ataques destituyentes de Elisa Carrió.
El senador mantiene buenos vínculos con el gobernador, recordemos que su hijo Juan Manuel llegó a esa reunión “cuando dialogaba” con Pesatti, para aclararle algunas dudas del panorama en la economía nacional. Concordancia dijeron.
La estrategia se va configurando. Todos en JSRN esperan que el mandatario anuncie antes de fin de año y patee el tablero político, aunque la oposición ya huele lo que vendrá.
Ese escenario, el de la candidatura de Weretilneck conviene y mucho al legislador Adrián Casadei. Si las provinciales van en conjunto con las municipales, tendrá aún más empujón electoral de lo que las encuestas hoy mencionan; “el alberto” aún mantiene alta su imagen en San Antonio. El ex intendente, sin Iud de contendiente, tiene las mayores posibilidades de regresar al sillón de la calle Brown.
En frente, por ahora está Luis Noale de antagonista, hasta el momento no ha surgido nadie de las entrañas del peronismo gobernante que señale lo contrario. Si todo sigue en este sentido, el FPV se apoyará en los jóvenes, como lo requiere Martín Soria quien llegará en octubre a San Antonio. Soria, que hoy lidera las encuestas a nivel provincial y en nuestro ejido, también traccionará a favor del justicialismo local en las urnas.
Por otro lado está Luis Esquivel, que con su partido vecinal Nueva Ciudad sumará votos del peronismo. Hasta el momento nadie mencionó si iría con colectora del sorismo, aunque es muy difícil que eso suceda, de todos modos el presidente del Concejo Deliberante arropa a su tropa y abriga que en una encuesta lo tiene en segundo lugar y creciendo.
Cambiemos tiene un candidato desde el PRO que es Nicolás Carassale y el radicalismo dentro del mismo esquema tendría a Diego Colantonio, aunque el concejal ha sido crítico de las políticas económicas nacionales incluso aventuró en los medios antes que inicie todo esta debacle financiera, lo que sucedería a la clase trabajadora. Muchos de los integrantes del radicalismo que celebraron la alianza, ahora poseen una gran duda.

Pablo Fernández nunca ingresó en ese conglomerado aliancista, siempre se opuso y habla que deben ir en la tradicional Lista 3, comenzó avizorar una posible nueva postulación. Por ahora dejará que pasen las internas, ya que la UCR se debatirá entre “Alfosnisnistas” y “aliancistas” a fin de mes. Pero es seguro que Berardi-Matzen triunfen. El resto hará “rancho aparte”.
Muchos de los radicales expresan que ya iniciaron la diáspora de Cambiemos, piensan que podrían perder incluso la banca que tienen en la legislatura comunal “sería catastrófico y la primera vez desde el regreso de la democracia que sucedería” mencionaron con preocupación.
Algunos de ellos como Gabriel Bottari no lograron conformar la oposición al oficialismo radical para acompañar a Romera y Jalabert. Hubo intento, pero los tiempos no fueron suficientes. Esa es la foto de como está el Centenario partido en la zona: dividido.
Macri siguió cayendo en las encuestas en Río Negro, también en San Antonio Oeste. Además su gobierno continuará con la política de rebaja en las asignaciones, en la quita de subsidios al transporte o al combustible. La suba de tarifas y el tope en paritarias.
La política sabe que todo eso tendrá un deterioro en el pensamiento del electorado, por eso muchos de los correligionarios no querrán inmolarse.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorEntrevista a Tomas Porra: de Las Grutas a San Lorenzo de Almagro y la Selección Nacional
Artículo siguienteNación determinó quitar el subsidio al transporte: el aumento entre SAO y Las Grutas rondaría el 100%