Editorial: vacilación económica

uno



La definición más clara de este tiempo “estamos en una etapa de indefiniciones, sin decisiones”. Esto puntualiza el momento actual de incertidumbre en el país. Una frase que dijo Rogelio «Pajarito» García Lupo, quizás el mejor periodista que tuvo la Argentina.

Si uno retoma la lectura de “Memorias del presente” de Rodolfo Terragno, lo escribió a principios de los años 80, sobre la situación del país en los años 60 y 70, verá un espejo de la realidad económica existente.

No son nuevos tiempos, son reediciones del pasado que se congregan en lo contemporáneo. La eterna búsqueda del capitalismo nacional que demanda la devaluación brusca sin miramientos. Secuelas de las precuelas.

Esta vacilación económica existente, lleva a que las provincias tengan conflictos salariales, se generen paritarias trimestrales, incluso con estimaciones, sin conocer cuáles son los números que tendrá la inflación mes a mes.

El conflicto gremial se agudizó, a pesar que la propuesta salarial del ejecutivo rionegrino no era del todo insuficiente. La necesidad de ponderar porcentajes y no sumas fijas, es lo que lleva al sindicalismo a sobrevaluar la solicitud.

El estado provincial estableció ese coto. Quizás no haya más para ofrecer. El gobierno en las últimas horas potencia sus discursos respecto al cobro de salarios a tiempo y lo perjudicial de perder días de clases. Harán lo posible para que las huelgas carezcan de licencia social.

El financiamiento de los estados, también los municipales, están al límite. “Esto es mes a mes” señaló por los micrófonos el secretario de gobierno municipal Nicolás Carassale, cuando se le preguntó por la situación económica local.

San Antonio Oeste hasta el momento es un municipio que no está endeudado con créditos. Luis Ojeda prescindió de hacerlo con lo dólares del Plan Castello, esta decisión fue laudable. Hoy sería imposible cumplir con los plazos.

Pero si tiene otras deudas heredadas, las judiciales. La meta ahora es cumplir con los plazos que se avecinan antes de fin de año. El compromiso que firmó el intendente Adrián Casadei con los sindicatos estatales, por el juicio que perdió la comuna, por las sumas no remunerativas a los sueldos de los agentes, deberá cumplirse desde noviembre.

Ese juicio son por decretos que iniciaron del año 2010 al 2012. Es por esto que la caja quedará en un punto complejo.

El municipio busca fuentes de financiamiento, como lo hacen otros estados comunales, por similares características a la hora de enfrentar lo pendiente. El cobro por vía legal a los deudores, la Ecotasa, impuesto a las camas, entre otras.

Pero absolutamente nadie reduce el déficit. Obviamente así no habrá caja que aguante.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorInformativoHoy cumple 13 años
Artículo siguienteUna tragedia que enlutó a todo San Antonio Oeste