El proceso de remediación ambiental queda paralizado por la finalización del contrato entre Nación y empresa

plomo



El gobierno nacional cierra la primera etapa de manera parcial y no da garantías de iniciar el proyecto próximamente. Las etapas finales del proceso de remediación ambiental quedan truncas en la zona de los accesos a San Antonio Oeste.

La semana que viene comienza el cierre de la celda, aunque insistieron que la obra va a continuar luego que se agote este contrato porque su estructura actual no da para la finalización de la obra y esperan una reasignación de fondos o bien conseguir un financiamiento externo.

Según señalaron los integrantes del gobierno nacional que llegaron a la localidad sanantoniense, indicaron “sabíamos los límites contractuales con la empresa, entre ellos la capacidad de la celda, el otro es el económico que se terminó y temporalmente los plazos están finalizados porque el sistema de costo también está terminado” agregó que “la celda se completa la semana que viene y comienza a cerrarse la misma, porque se configuró para un volumen estimado previamente y el material extraído en el proceso fue más de lo que se pensaba. Además apareció el cinc y esto nos complicó lo que se estipulaba y tampoco tenemos capacidad en metros cúbicos como tampoco capacidad de dinero, entonces no podemos llegará realizar “autódromo” y “pila 2” estos no podrán hacerse en este plazo que tenemos hasta el 31 de marzo”.

“Con Taym debimos realizar el mediador con la finalidad de tener la menor conflictividad posible y tuvimos diferencias grandes para la continuidad, pero se buscó una solución para llegar al día de hoy con los términos ya relatados” agregaron que “Para concluir el cierre de la celda lleva un volumen de dinero importante y el cierre de la misma ya debe hacerse y además estamos utilizando un porcentaje de dinero prestablecido, no nos dan los números para terminar de remediar, ahora el resto, ante esto, debemos parar las remociones, porque se inicia el cerramiento de la celda” sostuvieron.

“El primer contrato con la anterior empresa de llevó el 20% del dinero del BID y eso afectó de sobremanera de lo que ahora necesitamos y seguramente para la continuidad deberá pedir la empresa un precio nuevo y conseguir un nuevo financiamiento para terminar el proceso de remediación” aseveraron.

INFORME DE LA VEEDORA DE LA MULTISECTORIAL

En la reunión mantenida en el día de ayer en San Antonio Oeste, representantes de la Secretaría de Minería de la Nación comunicaron que el Organismo considera extinto el contrato con la empresa Taym S.A. para la ejecución de la obra, a pesar de no haberse alcanzado los objetivos de remediación establecidos en el Pliego, que fueran además comprometidos en los Acuerdos suscriptos con la Provincia y el Municipio, incluidos en el Estudio de Impacto Ambiental y presentados ante la ciudadanía en la Audiencia Pública.

El compromiso de remediación mediante la remoción del total de las escorias y suelos contaminados resultó determinante en el proceso de evaluación de impacto ambiental y justificó la Resolución Ambiental aprobatoria que emitió la Autoridad Ambiental Provincial oportunamente.

Pero los compromisos no se han cumplido y la empresa, con la anuencia de Geamin, se prepara para dejar la Localidad. Las razones se vinculan con groseros errores cometidos por la consultora URS en la estimación de los volúmenes de escorias y suelos contaminados en las pilas y los domicilios particulares.  Ello se traduce en la necesidad de un presupuesto mayor para la obra, pero no se ha reportado gestión alguna para la obtención de estos fondos por parte de la Subsecretaría de Política Minera a cargo de Juan Biset.  Cabe mencionar que los problemas referidos se detectaron en el mes de octubre del año pasado, cuando se observó un volumen de escorias y suelos contaminados mucho mayor al estimado en la Pila 3. La situación se repitió en Pila 1 y en los domicilios particulares de la Fundición.

Actuaron ayer en representación de la Secretaría de Minería de la Nación los Sres. Horacio Joulia, Adolfo Vartanian y Eduardo Bautto, quienes más allá de expresar que “la remediación no ha terminado”, no pudieron dar cuenta de plazos para una nueva licitación o de gestiones en desarrollo para una eventual segunda fase de la obra. Sólo relataron algunas conversaciones mantenidas recientemente con el BID para un financiamiento que les permita contratar una nueva consultoría.

Mencionaron que el día 15 de marzo Taym procedería al cierre de la celda de disposición final en Mancha Blanca, a partir de lo cual el material contaminado que haya quedado en San Antonio, permanecerá en el sitio por tiempo indeterminado.

Ninguno de los frentes incluidos en el Proyecto de Remediación como sitios contaminados podrá considerarse saneado cuando la empresa Taym abandone San Antonio Oeste. Particularmente preocupante resulta la situación en el frente La Fundición, en el que, según expresaron los representantes de Geamin, dejarían calles y veredas en el estado en que se encuentran, esto es, muy probablemente más contaminados que antes de empezar la obra si se consideran los vuelcos de material contaminado a via pública presenciados por esta veedora, así como los resultados de los monitoreos de calidad de aire reportados por la empresa.

Sin embargo, se anunció ayer que se había adjudicado la auditoría ambiental de la obra a la firma Cesel, cuya labor comenzaría en breve. La auditoría ambiental tiene básicamente por objeto garantizar la eficacia de la obra ejecutada. Se desconoce cuál sería el sentido de invertir dineros públicos en ese contrato cuando se sabe -sin necesidad de auditoría alguna- que los objetivos de remediación están muy lejos de haber sido alcanzados.

Debe mencionarse que la firma Cesel  actuó en la remediación ambiental de Abra Pampa.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorSAO: las mujeres se movilizaron este 8 de marzo, #NosotrasParamos
Artículo siguiente«Nación debe dar rápida respuesta al pueblo sananatoniense»