La sanantoniense Paula Vincent trabaja en Qatar y alentará a la Selección Nacional




La sanantoniense Paula Vincent hizo realidad el sueño que tienen todos los argentinos: consiguió un empleo en Qatar y podrá alentar a la Selección argentina en pleno Mundial.


Algo soñado, ya que al igual que en Rusia la distancia con nuestro país es de muchos kilómetros y costear un viaje así para la mayoría es inviable. Con la simpatía que la caracteriza, dialogó con NoticiasNet acerca de cómo llegó al país del oeste asiático y cómo vive este dulce sueño.

En este sentido, explicó: «En diciembre yo mandé mi curriculum a PH RS que es una empresa internacional de Recursos Humanos, tuve una entrevista y quedé adentro. La misma empresa me mandó muchas propuestas, entre ellas para estar en Qatar durante un año pero yo no quise».

Agregó que luego surgió una oferta para Montenegro que sí le interesó, pero no obtuvo una contestación y en agosto se comunicó Marriott para que sea integrante de los Fan Fest, una tradición en cada Copa del Mundo.

Se trata de un fenómeno donde se nuclean recitales, bares, pantallas gigantes y todo lo relacionado con los fanáticos del fútbol durante los dos meses de la competición.

Consultada sobre qué es lo que más la asombró, señaló: «Me sorprendió lo simpática que es la gente, poder andar en musculosa y short que es lo que no se podía hacer según los noticieros… yo pensé que iban a haber 100 policías en la calle diciendo que no ande así ni que cante. Nosotros andamos con parlantes en la calle, cantando y gritando en el subte».

Asimismo, agregó que se mostró conmovida por el sentimiento nacional, porque hay muchas personas de La India, de Bangladesh, de Nepal y de otros puntos de Medio Oriente les piden fotos cuando los ven con la camiseta albiceleste por Diego Maradona y Lionel Messi.

En cuanto a las restricciones, contó que no se puede comprar alcohol en cualquier lado ni tampoco se puede ingerir fuera del hotel y la accesibilidad también es complicada. «En los supermercados no encontrás, tenés que tener una licencia y un sueldo mayor a 3 mil qataríes y pagar un canon para tomar. No se hace, no está bien visto y no es tan fácil, nosotros solamente tomamos en un bar cuando salimos pero es muy caro».

Además, comentó que hasta el momento no ha podido ver expresiones de cariño en las calles, algo que fue comunicado en varios medios de prensa como una prohibición.

Por otro lado, para conocerla más, Paula se refirió a sus orígenes: «Yo nací en San Antonio Oeste, con mi familia tenemos un negocio en Las Grutas y yo soy guía de Turismo en Las Grutas, estoy por terminar la Licenciatura en Turismo, me queda la tesis y algunos finales. Mi abuelo era de Sabinia, de un pueblo de Italia y vino a sus 18 años a Argentina, se enamoró de Boca Juniors y me inculcó el fanatismo por el fútbol».

«Hace dos años aprendí italiano, es una lástima que en este Mundial no esté Italia, pero venir acá me recordó a él porque adelantó una operación para poder ver el Mundial de Sudáfrica, en 2010, y falleció en esa operación. Nunca logró ver ese Mundial y al haber venido acá lo siento más cerca que nunca, y se me pone la piel de gallina», confesó.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorExitoso cierre de Talleres Culturales Municipales en Las Grutas
Artículo siguienteSAO: chocaron a manifestantes durante la madrugada. Se salvaron de milagro.