“Las Grutas se ha convertido en un destino para el buceo fenomenal”



El buzo sanantoniense Tony Brochado destacó que se sumó un cuarto buque el Parque Subacuático de Las Grutas, embarcaciones que se encuentran a una profundidad que varía de 15 a 20 metros, teniendo en cuenta además que hay una diferencia de marea de 7 a 9 metros, con una importante influencia de los vientos. De esta manera este destino turístico se encuentra a un paso de convertirse en el arrecife artificial destinado al buceo más grande de Sudamérica.

“Las Grutas se ha convertido en un destino para el buceo fenomenal, con toda la variedad y posibilidades que tiene el lugar”, enfatizó.

Sobre el origen del parque, recordó que “hundimos el Don Félix en el 2007, fue el primer buque, después el Mariana Rojamar y el Chiarpesca, en el 2019, y ahora el PolarBorg I”, que fueron donados por una empresa uruguayo-argentina, ya que ellos también les convenía porque sino los tenían que remolcar hasta Uruguay.

Dijo que el proyecto de hundir estos barcos surgió por una reunión mantenida en su casa con el gerente de esta empresa y un representante de Cota Cero, la empresa que funciona como Centro de Buceo. “Yo conocía muchísimo estos barcos porque les hacía mantenimiento cada vez que venían de realizar pesca en el puerto del Este”, explicitó.

inn

Sobre cómo es el operativo para llegar a hundir un barco, informó que “este proceso se llama ‘alistamiento’, primero hay que presentar dos proyectos ante Prefectura, uno de hundimiento y otro de remolque, y luego vienen dos inspectores, uno de medio ambiente, por el tema de la eventual contaminación, y otro de casco, ya que hay garantizar que nos e hunda en el proceso de traslado”. Dijo que “es extenso el proceso para llegar al momento del hundimiento, pero todo esto nos ha traído mucha satisfacción”, ejemplificando que dos empresas argentinas que trabajan en el exterior han destacado que el hundimiento del Mariana Rojamar fue prácticamente perfecto, porque se hunde ‘derecho’ sin escorar, termina quedando con el casco apoyado en el fondo, sin ninguna inclinación.

Mencionó que el hundimiento del PolarBorg fue también muy bueno, se había empezado a escorar un poco, pero se fue corrigiendo durante el operativo. Indicó que los videos sobre estos hundimientos precisamente se difunden y sirven como modelo para otros, y de allí que se calificó al de Mariana Rojamar “como entre los más perfectos del mundo”.

Informó asimismo a APP que con el aporte de 22 empresas argentinas se cumplió el año pasado con el requerimiento de Prefectura de traducir un manual muy extenso estadounidense sobre esta materia de los procesos de hundimiento, que era muy oneroso, se requería de una profesional matriculada.

Señaló que el hundimiento de produce con una metodología que se denomina “inundación controlada”, a través de válvulas que permiten ir realizando más o menos entrada de agua en puntos determinados del buque, en distintos compartimentos, “para que se hunda derecho”.

Dijo que preparar el proceso para hundir lleva una hora y media, pero se tienen que retirar a los 45 minutos, y el hundimiento “es el resultado de mucha gente, desde el taller naval, el gobierno nacional, la provincia, el municipio, los buzos que estamos comprometidos en esto, Cota Zero, nuestra empresa El Austral, Prefectura”, entre otros. Destacó especialmente que el personal de Prefectura “nos exige pero nos cuida”.

En un futuro próximo se espera poder fondear otra embarcación en desuso: el Magdalena María II, y de esta manera convertir al Parque en el más grande de Sudamérica con cinco barcos sumergidos, cuyo objetivo es potenciar el desarrollo del buceo, una actividad que nuclea a miles de personas alrededor del mundo y que comenzó a desarrollarse en la región a fines de los 90. (APP)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorPiden que LADE reanude los vuelos en la Patagonia
Artículo siguienteHoteleros y gastronómicos piden ley de emergencia “el sector vive una crisis terminal”