LESIONES COMUNES POR ACCIDENTES DE MOTOS.


Puede que a muchos conductores les resulte evidente que las lesiones por accidentes de motos más comunes sin consecuencias mortales se produzcan en las extremidades inferiores. Está claro que no hablamos de lesiones fatales, pero pueden resultar verdaderamente graves y, en casos extremos, pueden requerir la amputación de la pierna.

Las estadísticas elaboradas a partir de los estudios realizados nos proporcionan una realidad asombrosa que no puede dejar indiferente a nadie, es que se producen heridos en el 72% de los accidentes de motos, mientras que si lo comparamos con los accidentes de autos, ese número se ve reducido al 11,5%.

Viendo estos números, no se puede ser exagerado con la insistencia en el uso del equipo adecuado para la seguridad del conductor.

Entre los tipos de lesiones que pueden sufrirse están las fracturas de huesos, las excoriaciones en la piel, el daño muscular y hasta quemaduras graves.

Daño cerebral.

El traumatismo craneoencefálico (TCE), es una lesión muy común en accidentes de motos. Según las estadísticas, las lesiones en la cabeza representan la causa principal de muerte en estos accidentes y los conductores que al momento de tener el accidente no llevan casco son un 40% más propenso a sufrir una lesión mortal en la cabeza.

Es cierto que el uso del casco puede prevenir o minimizar la gravedad de la lesión cerebral traumática pero no puede prevenir todas las lesiones cerebrales que son posibles de suceder. Por ello resulta fundamental llevar el casco adecuado.

Lesión de la médula espinal.

De todas las posibles lesiones que puede sufrir un conductor de motos, la lesión de la médula espinal es una de las más devastadoras sufridas en estos accidentes. Hay dos clasificaciones para estas lesiones: incompleta y completa. En el caso de una lesión completa, la persona afectada no tiene funcionalidad por debajo del nivel de la lesión. En situaciones más graves, el pronóstico para los sobrevivientes de lesiones de la médula espinal depende del nivel y la gravedad de la lesión. Su tratamiento puede llevar a costos inmensos de por vida.

Excoriación del asfalto.

Llamado road rash en inglés, se conoce como la lesión que se produce cuando la piel entra en contacto con el pavimento a cierta velocidad. También puede conocerse como quemadura del asfalto ya que la fricción genera calor y en muchas situaciones debe tratarse en centros de quemaduras. Una infección, o el riesgo de sepsis, son los principales peligros iniciales.

Fracturas de miembros.

Por la postura al conducir, las piernas son claves en la conducción de la moto. La parte inferior del cuerpo queda casi totalmente expuesta y desprotegida. En caso de caídas o choques las fracturas de fémur o de tibia son bastante comunes. Después de las piernas, los brazos son las zonas del cuerpo más expuestas. Estas fracturas son típicas en accidentes de motos, fuertes caídas donde la persona apoya el peso del cuerpo en el brazo, o accidentes donde la persona choca o es lanzada y se golpea en los brazos.

En definitiva, aunque no hay que tomarle miedo a la moto, no hay que olvidar que puede llegar a ser uno de los medios de locomoción más peligrosos por la tremenda exposición que el piloto -y un eventual acompañante- tiene a los accidentes. La mejor protección es una conducción segura y estar atento al camino y a los otros conductores cuando se conduce este vehículo.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorEs oficial: solo permitirán cambiar embarcaciones de pesca por otras similares. SOMU, ganó la lista verde.
Artículo siguientePapa Noel sorprendió a los pasajeros de Las Grutas y entregó presentes