Plataformas y lesiones de tobillo.



Los zapatos con plataforma están de moda pero, según los especialistas, son peligrosos. Muchos  kinesiólogos y traumatólogos ponen la lupa sobre la particular construcción de este calzado, que consiste en un bloque plano entre 10 y 18 centímetros de altura que actúa de base para diferentes diseños. Ocurre que este tipo de zapato ofrece poca estabilidad y adherencia al piso, sobre todo en planos inclinados y terrenos desparejos ocasionando caídas más aparatosas. A pesar de los peligros que las plataformas pueden representar para la salud, causan furor entre las mujeres, desde las adolescentes hasta las sexagenarias.

¿Cuáles son sus peligros?

Muchos expertos opinan que este tipo de calzados ofrecen menor adherencia al suelo, el cuerpo no tiene la estabilidad habitual, volviéndose más propenso a las caídas. Se obtiene poca propulsión al caminar y el cuerpo debe hacer un mayor esfuerzo para desplazarse. El uso cotidiano de estas plataformas puede traer lesiones o trastornos a largo plazo, según advierten especialista. Esguinces de tobillo y fracturas, en la cadera alteración de la movilidad articular, en la columna lumbosacra, pinzamientos y contracturas pueden manifestarse con el tiempo. En cuanto a las fracturas de tobillo se advierte que el patrón de fractura que se observa en una caída desde una altura de 10 o 15 centímetros es más grave que el de una caída desde el nivel del piso, que quizá se limitaría sólo a un esguince. Además con el paso de los años, los huesos y ligamentos pierden estructura ósea, y  la estabilidad decae luego de los 40 o 45 años, debido al deterioro de algunas aptitudes, como la vista y el oído.

¿Una moda que incomoda?

Lo primordial es que la horma sea buena y el agarre al pie resulte bien firme. La sujeción al pie es fundamental. La regla general dice que el alto del taco solicitado disminuye a medida que aumenta la edad de las mujeres. Algunos consejos útiles pueden ayudar: un error muy común es usar calzado demasiado grande o chico, mientras más grueso el taco, mejor. Los tacos más cuadrados y anchos ofrecen una mayor estabilidad sin tener que esforzar los tobillos. Después de usarlos, estirar los pies. Ayuda a prevenir calambres y espasmos musculares. Evitar las suelas delgadas, optar por tacos con plataforma. Brindan mayor soporte y evitan que la planta se doble tanto.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorRanita de Valcheta: reintroducen nuevos ejemplares en Chipauquil
Artículo siguientePersonal de la Terminal Patagonia Norte se capacitó en RCP y primeros auxilios del Hospital de Las Grutas