Proponen fuertes multas para quien los hostigue y extraiga caballitos de mar

mar


El Poder Ejecutivo Municipal presentó un proyecto de Ordenanza que brinda un marco de protección al caballito de mar que habita en la bahía San Antonio, una variedad denominada científicamente “Hippocampus Patagonicus”.

Se destaca que la población se encuentra en estado de vulnerabilidad, y está incluida en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Además se registra en la región una pesca ilegal de ejemplares, vedado por el Plan de Manejo del Área Natural Protegida que constituye la Bahía de San Antonio.

La iniciativa, que aparece en el orden del día de la sesión de este jueves, establece considerar a la especie “fauna silvestre” del municipio de San Antonio Oeste, y la declara Monumento Natural en los términos de la Ley Nacional 22351.

inn

Pero además determina la prohibición de “toda acción u omisión que implique directa o indirectamente maltratos, daños, captura, cautiverio o muerte de los individuos”.

Y contempla, en este sentido, fuertes multas para los infractores de entre 25 y 80 USAM (Unidad de Sanción Municipal). Actualmente el USAM equivale a 1,527, 07 pesos.

La norma designa a la Dirección de Ambiente comunal como Autoridad de Aplicación, o quien la remplace en el futuro, y la faculta a firmar convenios o colaboraciones con otras instituciones para dar cumplimiento a los lineamientos.

Solo se permitirán excepciones para extraer ejemplares y deberá ser para fines investigativos, educativos o de conservación.

Para ello las habilitaciones deberán ser refrendadas por la Comisión de Ambiente del Concejo Deliberante durante los 30 días de haberse expedido la Dirección de Ambiente.

En caso de controversia por la autorización, el caso deberá ser elevado a la Autoridad Local de Conservación para su resolución definitiva.

Para obtener las excepciones los interesados tendrán que presentar un escrito en formato de proyecto en el que se detalle: la cantidad de individuos a utilizar; su estadío madurativo; manifestar claramente el objetivo buscado; indicar el o los procedimientos a aplicar sobre los ejemplares e informar el destino final de los animales.

Por otra parte, la norma también prevé la posibilidad de analizar proyectos turísticos o de cualquier índole que involucren el avistamiento de caballitos de mar en su hábitat natural, los que serán regulados, otorgados o denegados por la Autoridad de Aplicación.

La propuesta del Ejecutivo sanantoniense tiene basamento en la Ley Provincial 2669 (Plan de Manejo del Área Natural Protegida Bahía de San Antonio); la Ley Provincial 2056 (Fauna Silvestre) y la Ley Nacional 22421 (Conservación de la Fauna).

Asimismo destaca entre sus fundamentos que la especie Hippocampus Patagonicus, a cuyo estudio se dedicó el director de Ambiente, Diego Luzzato (doctor en Biología), constituye una población que “ha declinado notablemente en los últimos años”.

Se advierte, en tanto, que en la región “se advierte una pesca desregulada y furtiva” para “comercializarlos en diversos mercados que excluyen la alimentación”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorUna vida dedicada a salvar vidas: distinguirán “Tito” Mazza por su trayectoria profesional
Artículo siguienteLa fiscalía investiga dos casos de presuntos abusos sexuales: uno en Las Grutas y el otro en SAO