Se promulgó la Ley de Sostenimiento y Reactivación de la Actividad Turística

sae



Abarca, entre otros puntos, fuertes incentivos para quienes compren anticipadamente servicios a ser brindados el año próximo, moratoria impositiva, soluciones para las reprogramaciones y la extensión del Programa ATP hasta el 31 de diciembre.

La Ley de Sostenimiento y Reactivación Productiva de la Actividad Turística Nacional fue promulgada este lunes (21/9), y tiene como objetivo atender la situación de las empresas turísticas, a seis meses de la imposibilidad de operar, e implementar medidas para fortalecer al sector y potenciarlo en la pospandemia.

Entre sus principales puntos se menciona el Plan de Preventa para reactivar el turismo interno, una serie de incentivos que consistirán en el reconocimiento de un crédito por parte del Estado Nacional en favor de las viajantes y equivalente al 50% del monto por cada operación de compra de servicios turísticos a ser brindados dentro del territorio nacional, debidamente facturada por parte de empresas en actividades y rubros vinculados al sector.

También se prevén las compras en concepto de “preventa de servicios turísticos” que se deberán realizar hasta el 31 de diciembre próximo. Los servicios adquiridos deberán ser usufructuados durante el 2021 y los créditos podrán ser utilizados a partir del próximo año únicamente para la adquisición de servicios turísticos brindados dentro del territorio nacional.

Otro párrafo refiere a la moratoria impositiva y los beneficios fiscales que acordó el gobierno. A partir de esta medida serán prorrogados por 180 días el vencimiento del pago de los impuestos existentes o a crearse, que graven el patrimonio, los capitales o las ganancias de las actividades vinculadas a la actividad turística cuyos vencimientos operen hasta el 31 de diciembre.

Además será suspendida, por ese mismo plazo, la traba de cualquier tipo de medida cautelar a requerimiento de la AFIP y la ANSES para las empresas del sector, en tanto que se implementará una reducción en las alícuotas del impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias y otras operatorias hasta el 31 de diciembre de 2021.

inn

El Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) fue prorrogado hasta fin de año para aquellos rubros que se encuentren paralizados o tengan una facturación inferior al 30%. Los beneficios incluyen una reducción del pago de las contribuciones patronales del 95% y un salario complementario abonado por el gobierno nacional para los trabajadores y las trabajadoras en relación de dependencia del sector privado del 50% del salario neto, no pudiendo ser inferior a un Salario Mínimo, Vital y Móvil, establecido en 16.875 pesos, ni superar los dos salarios.

La normativa también abarca las reprogramaciones para los establecimientos hoteleros y empresas de transporte que se hayan visto afectados o impedidos de prestar los servicios contratados con motivo de la pandemia y cuyos servicios fueron contratados de manera directa. Estas empresas podrán ofrecer alternativamente a los usuarios la reprogramación de los servicios contratados, “respetando la estacionalidad, calidad y valores convenidos, dentro de un período de doce meses posteriores al levantamiento de las medidas restrictivas de circulación adoptadas por el Poder Ejecutivo”, se detalló en una comunicación oficial.

Otra de las alternativas será la entrega de vouchers de servicios para ser utilizados hasta 12 meses posteriores al cese de las medidas de restricción, equivalentes a los servicios contratados u otros que pudiera aceptar el cliente. También se menciona el reintegro del monto abonado por los servicios contratados mediante el pago de hasta seis cuotas iguales, mensuales y consecutivas con vencimiento la primera de ellas dentro de los 60 días de recibida la solicitud de reembolso.

Para el caso de aquellos que hubieran contratado servicios a través de intermediarios, se podrá reprogramar sus viajes o recibir un voucher para ser utilizado dentro de los 12 meses desde la finalización de la vigencia de las restricciones, por un monto igual al reembolso que hubiera correspondido. Transcurrido el periodo de validez del voucher sin haber sido utilizado, el cliente podrá solicitar el reembolso completo de cualquier pago realizado.

Por último se recordó que estarán disponibles líneas de créditos a tasa subsidiada. Esta medida se encuentra bajo análisis del Banco Nación y contemplará a todas las empresas del sector que fueron alcanzadas por la ley y contará con beneficios tales como líneas de capital de trabajo, plazos máximos amplios, meses de gracia para el pago de capital e intereses, entre otros.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorEn la Comisión de Gobierno del Concejo trataron la actualidad sanitaria general
Artículo siguientePoliglieddu “la experiencia de exportar a Europa ha sido más que positiva”