Tenosinovitis o Enfermedad de De Quervain.


Antes que todo es importante resaltar la definición de una tendinitis y una tenosinovitis. La tendinitis, es un término general que puede describir numerosos estados patológicos de un tendón, pero esencialmente se refiere a una respuesta inflamatoria de un tendón. A su vez, la tenosinovitis es la inflamación de la vaina que recubre o protege al tendón. Durante la actividad muscular, un tendón debe moverse o deslizarse dentro de su vaina protectora. Si se lleva a cabo repetidamente un movimiento concreto, el tendón se irrita y se inflama.
Conocida también como Tenosinovitis Estenosante,  Síndrome de la Tabaquera Anatómica o Enfermedad de De Quervain, se produce cuando hay inflamación de la vaina que rodea los tendones que movilizan al pulgar.

Causas de la tenosinovitis de De Quervain.
La tendinitis de De Quervain  puede ser ocasionada por deportes como el tenis, el golf o el remo y también algunas ocupaciones. Alzar a niños constantemente también puede tensionar los tendones de la muñeca y provocar esta afección. Sus síntomas más frecuentes son:
  • Dolor e inflamación sobre el dorso de la muñeca.
  • Limitación funcional, ya que el dolor muchas veces impide realizar algunas actividades de la vida diaria que requieran el uso del pulgar y la muñeca; como tomar objetos con fuerza o simplemente girar la muñeca para abrir un frasco.
Diagnóstico.
Generalmente se realiza la maniobra de Finkelstein. En esta prueba, el paciente debe cerrar su mano haciendo un puño con los dedos sobre el pulgar. A continuación la muñeca es doblada en dirección al dedo meñique. Esta prueba puede ser dolorosa para la persona con tendinitis de De Quervain. Por otra parte, la ecografía de partes blandas resulta un método adecuado para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento.
En  primer lugar se enfoca el tratamiento en disminuir el dolor e inflamación, por lo tanto se indica al paciente antiinflamatorios y reposo de la mano afectada utilizando para ello un inmovilizador de pulgar o férula la cual tiene como objetivo disminuir la inflamación de los tendones afectados. Por otro lado si  persiste  la molestia y luego de completar la fase de los antiinflamatorios, se puede recomendar realizar una infiltración con corticoides de la zona afectada, lo que puede reducir las molestias o desaparecerlas. Tras la infiltración con corticoides es posible complementar el tratamiento con la realización de fisioterapia y un período corto de inmovilización.
En el caso de que falle la infiltración con corticoides y la fisioterapia, se pasa a la última línea de tratamiento que es la liberación quirúrgica del compartimento para liberar los tendones y resolver las molestias. En general el tratamiento quirúrgico tiene buenos resultados en la gran mayoría de los casos.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorApareció la adolescente que se ausentó de su hogar en Las Grutas
Artículo siguienteLa murga Kornalitos Kamikazes de SAO con el objetivo de viajar al encuentro de murgas en la Línea Sur