Editorial: Cordillera – Atlántico

sae



Alberto Weretilneck pateó el tablero en Buenos Aires, al ser el único que no firmó el dictamen para tratar la ley de producir cannabis medicinal. Si el senador aparecía en el aniversario de San Antonio, le habían preparado algunas pancartas.

Justamente en la localidad sanantoniense, fue la primera en Río Negro en tener una normativa respecto al autocultivo del cannabis y producción con fines medicinales, algo que ha solucionado la calidad de vida de muchos.

Weretilneck dijo que la ley es para las multinacionales y capitalista. Probablemente sea cierto, pero no es menos incuestionable que el mundo gira hacia ese concepto y además genera miles de puestos de trabajo, el cannabis medicinal es una industria en crecimiento.

No es la primera vez que el senador muestra su contrariedad a una ley impulsada por el gobierno nacional, justamente ayer en el aniversario del pueblo, vía “chino” Navarro, el presidente saludaba a los vecinos, a Casadei y Ayelén Spósito.

La diputada sanantoniense, sería una de las informantes en el congreso, cuando la ley de cannabis aparezca por diputados.

Spósito aún no se ve fuera, da pelea por su continuidad en la cámara baja, a pesar que Doñate pregona de manera firma a Marks, por eso pasó por Viedma y Choele para sumar voluntades en colocarla primera en la lista de candidatos a la barilochense.

El senador del FDT aparece con anuncios, firmas y hasta entrega de camiones, en su rol de posicionarse él y a su vez fomentar la postulación de la representante de La Cámpora en Río Negro.

En este universo peronista de precandidatos está el capitalino Reussi, el massista  Albrieu, el legislador provincial  Berros y la concejala barilochense Julieta Wallace, todos con ganas de estar en las PASO el 12 de septiembre.

Spósito la tiene bastante difícil, aunque no es menor que haya aparecido en el saludo presidencial. La médica espera que su candidatura sea impulsada desde una fracción del “kirchnerismo-albertismo”.

Por su parte JSRN tiene a un Agustín Domingo muy activo. La primera localidad que saludó en su tren de campaña fue San Antonio Oeste vía redes sociales. El 17 de julio será el día que lo confirmen, seguramente habrá cabildeo previo por la nómina, aunque Weretilneck ya la debe tener definida.

El rol de los intendentes es muy fuerte, el tándem Cordillera (Pogliano y Genusso) – Atlántico (Casadei  y Pesatti) se vio en el aniversario de nuestra localidad, donde los tres de los cuatro intendentes “más fuertes” políticamente dentro del oficialismo, se juntaron nuevamente con la excusa de los festejos para hablar de la política partidaria y de la incidencia que buscan tener en el partido provincial.

Casadei logró otra vez que provincia desembarque con importantes noticias, esperaba el mandatario comunal tener ese respaldo tras los cruces (de esenciales y no esenciales) al inicio de las restricciones y con la llegada de la gobernadora acompañada de ministros, concretó anuncios de obras y puesta en marcha de acciones institucionales.

El partido gobernante se va acomodando de cara a la definición de las candidaturas a las nacionales de noviembre. Quedó atrás la incipiente puja del poder hegemónico. Aprendieron del error con la fallida postulación de Fabián Gatti. Saben que ahora pueden aumentar su presencialidad y su poderío territorial.

Si así ocurriera, desconcertarán aún más a los opositores, quienes se deberán replantear su futuro, mientras que Weretilneck solo deberá ponerse a pensar, quien lo acompañará en la fórmula para el 2023.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorSan Antonio festejó sus 116 años con aportes, anuncios y más obras
Artículo siguienteEsto Creo: ¿Dónde perdimos el tren? (nota de opinión)