Editorial: seguimos de campaña

redes sociales


Las campañas para las municipales ya comenzaron. El juego lo abrieron los peronistas. Luis Noale se inclinó hacia la alternativa que va a ofrecer Cristina Kirchner, en este aspecto, el Frente para la Victoria local, acompañará a la ex presidenta el 27 de octubre, fecha donde se llevarán a cabo también las municipales.

“Meterse en la grieta” es la consigna y con ello posicionar a quien encabece la nómina de intendente por el justicialismo local.

Por qué menciona Noale a la líder del kirchnerismo, porque justamente es quien mide muy bien en la localidad sanantoniense, como también en Río Negro. CFK actualmente en San Antonio, tiene una intención de votos por encima del 65%(*) según las últimas encuestas realizadas en marzo, contra el 19%(*) del actual presidente Mauricio Macri.

Esto, para el peronismo, según estipulan, le daría un impulso diferente, aunque deben luchar contra la alicaída imagen del gobierno municipal, hoy es solo positiva del 22%(*).

Seguramente la polarización se establecerá, JSRN no dejará de apostar, por ello y si bien se encamina a enfrentar en las urnas al justicialismo, espera que Luis Esquivel, quien fue “del mismo palo”, le reste al actual oficialismo gobernante. Esquivel fue el otro peronista (aún es afiliado) que arrancó la campaña, será contendiente por su partido vecinal, sumó también miembros del kirchnerismo a sus filas.

Una sola vez, en los años que lleva esta renovada democracia desde el año 1983, coincidieron las elecciones nacionales y municipales. Fue el 14 de mayo de 1989, en San Antonio, el triunfo presidencialista lo obtuvo el peronista Carlos Menem y la intendencia el radical Carlo Carassale.

“La grieta” no es garantía y en esa oportunidad la elección estaba totalmente polarizada, como ocurrirá probablemente en octubre.

Otra de la estrategia del ejecutivo, para recuperar capital electoral que perdió en este último tiempo, y luego del reacomodamiento de las finanzas, iniciarán obras que debían hacerse en el año 2018, lo dijo Ojeda en los medios, lo ratificó el secretario de hacienda Landivar. Tampoco tendrán problemas de pago de salarios. Posteriormente saldrán a promocionar las obras.

El tiempo dirá si alcanza al peronismo gobernante con esta estrategia “salvar la ropa” en las municipales con propios y nuevos aliados en la comunicación. Muchos descreen.

A por todo

Alberto Weretilneck quiere todo luego del 7A. El 23 de junio se elegirán autoridades municipales en General Roca, Cipolletti, Allen, Cervantes, Chimpay, Contralmirante Cordero, Fernández Oro, General Enrique Godoy, Ingeniero Jacobacci, Mainque, Maquinchao, Ñorquinco, Ramos Mexía y Sierra Colorada. También 36 comisiones de Fomento, estos últimos bastiones de JSRN. 

El gobernador colocó su candidato a intendente en Cipolletti donde las mediciones le sonríen, lo mismo pasa con Allen, y espera dar un batacazo en Roca, aunque María Emilia Soria, ahora dialoguista, lleve la delantera en las encuestas.

El actual gobernador espera liderar en las diferentes municipalidades, el obejtivo son las más importantes a nivel poblacional; además ya habla de nacionales, pragmático, esperará hasta el 22 de junio si juegan solos o con alguna fórmula presidencial.

Deben mirar bien a dónde posarán sus manos, en un país que atraviesa una dura crisis económica, la volatilidad del dólar lleva un año y la inflación que no se detiene, afecta el poder adquisitivo de los asalariados con el avance innegable de la pobreza.

En este contexto Juntos somos Río Negro deberá consolidar en las municipales y en las nacionales, si logra al menos un 50% de todo, la hegemonía política de Weretilneck será una realidad por años.  (* sumado Buena y Muy Buena)

Carlos Aguilar (@caa174)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorSe prorrogó la ley que impide el corte de servicios a personas en situación de desempleo
Artículo siguienteLos preventores juveniles fortalecen su trabajo en la zona atlántica