Editorial: tiempo de diálogo

reunion


Casadei concluyó los primeros 30 días de su mandato. Entre los cuales debió sortear incendio en Las Grutas, ráfagas intensas de viento y además acomodar la situación en que atravesaba la villa balnearia por falta de intervención municipal del anterior gobierno.

En las encuestas que se manejan de este último tiempo, el cual no solo la gobernadora Carreras y el ex mandatario provincial Weretilneck mantienen alta su imagen, Casadei subió en esas mediciones, un poco por la impronta de trabajo que realiza, pero también por las malas actuaciones de sus rivales políticos.

El exabrupto en las redes sociales de la concejal Carmona, más allá de las esforzadas defensas de sus compañeros y adherentes peronistas, cayó muy mal en la sociedad.

Casadei, más allá de las disculpas publicas que haya hecho la edil del Frente de Todos, va avanzar con el juicio por calumnias e injurias, lo de la Carta Documento es una formalidad legal, el intendente continuará la causa hasta el final.

Quien sí entendió que la corriente está en el diálogo y el acompañamiento fue Luis Noale, se reunió con Casadei, realizó una serie de gestiones, todo comenzó con el incendio, la empresa de su familia prestó desinteresadamente material rodante para colaborar, luego hubo una charla con Doñate por el avión hidrante y posteriormente una foto con el actual mandatario comunal en su escritorio.

Son tiempos de diálogos, no de campañas, ni de agresiones. El mismo presidente Fernández lo reclama.

Martín Soria, es quien sigue atacando al gobierno rionegrino, prosigue retrocediendo en las encuestas, tiene menos valoración que su hermana María Emilia. Noale, sabe que si embiste a quién más mide, pierde, en política y en el arte de la guerra es así.

Kicillof en Buenos Aires, cuando hacía campaña, denostaba a Macri, no a Vidal. Sabían sus asesores que la gobernadora no tenía tan mala imagen, pero sí el ex presidente. Entonces emprendió el camino pueblo por pueblo, pero mostrando los errores del quien comandaba la Nación en ese momento.

Doñate sigue el mismo camino, se aparta de Soria, sabe que el ex intendente roquense esmerila cualquier figura, demuestra acompañamiento y gestión con Carreras, incluso se reúne con intendentes de colores políticos diferentes. Aprendió Doñate, que la confrontación no es el camino, sino es mejor mostrar servicio.

Carreras lo hizo notar cuando reunió a los intendentes, sabía la barilochense que los justicialistas iban a tener una reunión con Nación, previo a eso, les hizo saber en ese cónclave, la ayuda que envió a varios municipios entre ellos del Frente de Todos.

En esa exposición apareció San Antonio, provincia envía diez millones para colaborar con la limpieza y reparaciones en la costanera, como en la zona de la playa. Esto también fue rechazado por los concejales del Frente de Todos, quienes amenazaron con llevar a la justicia.

Además, realizaron un parte de prensa lleno enconos contra la esposa del intendente, con datos erróneos de la historia de gobiernos anteriores en el cual siquiera, los que son actuales ediles, no eran militantes o no estaban en la localidad.

Luego de la andanada de rechazos que tuvieron en las redes sociales y medios de comunicación, retrotrajeron su decisión de llevar a cabo la presentación judicial.

Hoy el peronismo sanantoniense debe hacer análisis, una autocrítica, la que nunca llegó. Los extremos del partido son más evidentes en los medios y las redes, que quienes deben estar más al centro de las decisiones. Necesitan una recomposición y liderazgo fuerte.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorLa rueda suelta de un trailer habría provocado el vuelco cerca de la rotonda de acceso a SAE
Artículo siguienteEl langostino del golfo, la estrella gourmet en Las Grutas