Gabriel Tabares cumple “el sueño del pibe”: del Puerto de SAE a Buenos Aires

casla


Gabriel Tabares es hoy ya un jugador de fútbol, actualmente se encuentra participando en la 5ta de División de San Lorenzo de Almagro en Buenos Aires. Nació en Corrientes. Llegó con su familia al Puerto del Este con apenas cuatro años.

A los cinco comenzó a entrenar en SAE con el profesor Trujillo, pero al no tener equipo formado, participaba en la Peña de Boca de San Antonio Oeste, siempre acompañado de su padre.

Cuando el puerto consolidó su equipo de fútbol infantil, jugó hasta los doce años. Sus condiciones en la cancha, lo convocan del equipo Ferro de San Antonio Oeste, donde estuvo hasta los 16 años como jugador de punta y donde salió campeón. En el 2016 jugo para la selección de la liga rionegrina sub quince.

inn

Tres veces intento ingresar en Boca, River y San Lorenzo, pero no sucedía nada y Gabriel pensaba que ya no había más posibilidades, hasta que un día, en 2017, en el mes de octubre, eligió probar como última oportunidad, ya que no sabía si ir a la escuela o hacer la prueba.

Eligió ir a la prueba y demostrar que los sueños se cumplen. Era la última vez que lo iba a intentar “Tomaron la prueba y me dijeron que en diciembre tendría que ir a Buenos Aires” comentó que en San Lorenzo, en ese periodo, estuvo una semana a prueba, quedándose en la pensión de dicho club, acompañado por su padre.

[En enero lo vuelven a convocar, para que se presente en febrero a otra prueba más de una semana, después de algunos amistosos y viendo su rendimiento decidieron dejarlo. En san Lorenzo quedaba en la 6ta división  y jugando partidos convirtiendo varios goles.

Este año estuvo en la 5ta división y en 2020 será parte de la 4tacon un contrato para todo el año.

Mencionó Gabriel a los jóvenes que las oportunidades tienen que aprovecharla “es difícil pero es lo más hermoso patear la pelota, fue un cambio muy grande en mi vida todo lo que pasé y el que abandona nunca tiene premio este es mi sueño de chiquito” finalizó.

Por su parte, sus padres hicieron lo imposible económicamente para poder solventar los gastos y llegar a la capital de nuestro país, nos comenta su papa “lo complicado que fue poder estar allá sacando préstamos, apoyándolo”.

“Estaría bueno que la gente nos apoye más, a los jóvenes principalmente para que podamos llegar a nuestras metas con el deporte, ya que no es fácil para las familias ” asegura que si ese día no hubiera estado en la prueba, el sueño del pibe no podría cumplirlo. (Colaboró Valma Astudillo)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorPescadores artesanales y Jorge Bridi trataron sobre la renovación de permisos
Artículo siguientePresentaron una nueva especie marina que hallaron frente a Las Grutas