Hogar de la Abuela Juana “estoy esperando la respuesta de la gobernadora” dijo el padre Leo

abuela



Cada día se profundiza más la situación del hogar que alberga los ancianos de nuestra localidad. El sitio es administrado por la parroquia San Antonio “cada vez nos alcanza menos y no podemos pagar al personal” señaló a Signos FM el sacerdote Leonardo Tovar.

“Es una situación de mucho tiempo, si bien hace poco que estoy, este hogar se mantuvo por 30 años y me di cuenta que fue por la gran solidaridad de la comunidad de todo el ejido de San Antonio Oeste y a quienes le estoy eternamente agradecido, son muy colaboradores y el compromiso de la gente a lo largo de la historia por eso se mantiene el 98% es por la caridad del vecino y el 2% es del aporte estatal” comentó el cura párroco.

“El municipio nos da un aporte mensual y la provincia una vez nos envió 300 mil pesos, pero lamentablemente no nos alcanza para apagarle el sueldo a quienes están ayudando y los gastos fijos son muy grandes, la colaboración que pedimos el estado es para los empleados y es un trabajo muy grande, arduo por eso hay mucha gente que colabora ad honorem” afirmó.

“La propuesta que le hicimos al estado es que nos tomen los empleados, es lo único que pedimos, nosotros seguiremos con esta obra de caridad, porque nosotros debemos ser subsidiarios del estado, porque hay gente con vulnerabilidad de la tercera edad; cada vez hay más ancianos en estado vulnerable, recibimos muchas solicitudes para albergar adultos mayores en el hogar, es una realidad social que tenemos y no la están viendo” aseveró el pastor.

“En Conesa los empleados del hogar pasaron al estado el año pasado, por eso esperamos que al menos tengamos esta posibilidad, cuando la gobernadora llegó a la ruta a inaugurarla yo me acerqué con toda la carpeta, porque el intendente me posibilitó esa charla y dijo que se comprometía que se iba a hacer lo que se puede, por lo menos quiero la respuesta concreta que le hice a la gobernadora, si bien solo fueron hace dos meses, nosotros estamos en un problema económico complicado” explicó.

“Hablé con el obispo y conversamos de un cierre paulatino, que el estado se empiece hacer cargo de algunos abuelos y no dudaré de vender la camioneta para pagar la indemnización a los empleados” mencionó que debe ser una solución “que no sea a medias, no me sirve así”.

“El edificio que es un comodato de la parroquia, mientras funciona el hogar, será para albergar a los abuelitos, pero si no continúa volverá a su dueño original, que es el señor López, pero ahora estamos viendo de manera constante en poder recaudar para cubrir el déficit” finalizó.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorEditorial: el segundo piso
Artículo siguienteSAO: Talleres se prepara para el debut en la Copa Nacional de Fútbol Senior