Las fracturas de la muñeca


El término médico que se utiliza para referirse a una muñeca rota es “fractura de la muñeca”. El radio es el hueso más grande de los dos huesos del antebrazo. El extremo del lado de la muñeca se llama extremo distal. Las fracturas distales del radio son muy comunes. De hecho, el radio es el hueso que más se fractura en el brazo.

Las fracturas “no desplazadas”, en las cuales los huesos no se salen de su lugar inicialmente, pueden ser estables. Algunas fracturas “desplazadas” (que es necesario volver a colocar en su lugar, lo cual se conoce con el nombre de “reducción”), también pueden ser lo suficientemente estables como para tratarlas con un yeso. En las fracturas inestables, incluso si los huesos se vuelven a poner en su sitio y se coloca un yeso, los fragmentos de huesos tienden a moverse o cambiarse a una mala posición antes de consolidarse bien. Esto puede hacer que la muñeca se vea torcida. Algunas fracturas son más graves que otras. Estos tipos graves de fracturas a menudo requieren cirugía para restaurar y mantener su alineación.

Causas.

La mayoría de veces se produce debido a una caída –aunque también puede pasar en la práctica de algunos deportes o en un accidente de tráfico– ya que como acto reflejo, apoyamos la mano en lugar de intentar girar el cuerpo y que sea un brazo, por ejemplo, el que reciba el impacto. Generalmente ocurren en personas jóvenes por traumatismos de alta energía, o en personas de mayor edad por caídas de su propia altura. En este último caso, la osteoporosis es una causa predisponente habitual.

Como toda fractura el paciente puede presentar tumefacción, dolor y dificultad para mover la muñeca en forma voluntaria. El paciente suele sostener la mano y muñeca lesionada con su otra mano pegándola al cuerpo. Sumado al antecedente clínico y examen físico, se realizan de rutina estudios radiográficos que permiten el diagnóstico y evaluación de las características de la lesión. De ser necesario se solicitarán estudios de mayor complejidad.

Tratamiento.

El tratamiento en primera instancia, se realiza en la urgencia orientado a acomodar la fractura (en caso de estar desplazada) e inmovilizarla con vendas de yeso. Existen características específicas de las fracturas que indican que se trata de una fractura estable o inestable. Esto sumado a la edad y actividad del paciente llevarán al especialista a decidir el tratamiento más adecuado. Las opciones serán el tratamiento con yeso o la cirugía. Luego de cualquiera de las dos opciones de tratamiento debe seguirse un plan de rehabilitación para recuperar movilidad y fuerza en la mano.

Dr. Edgar Torres, traumatólogo, Hospital A. Serra.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


COMPARTIR
Artículo anteriorIndependiente puntero tras derrotar a Las Grutas en el Centenario
Artículo siguienteOperativo de limpieza en el barrio Peumayen de Las Grutas