“Los chicos de Talleres demostraron que debemos apostar más al fútbol infantil” dijo Balunczysky

sae



El aurinegro derrotó por 2 a 1 a Deportivo Noroeste y se consagró campeón, en la categoría 2008, de la 33ª edición del Mundialito que organiza el Deportivo Roca.

Es la primera vez que un equipo Sanantaniense grita campeón en el tradicional torneo que supo reunir a los grandes del fútbol Argentino.

“Un trabajo de años, de formar chicos, de hablar con papás, de ver como hacíamos con los chicos y un año que debimos sobrepasar que no fue fácil” dijo Lucas Balunczysky a Signos FM.

“La institución nos apoyó este equipo que conformamos hace cuatro años, hay mucha gente atrás de esto y la verdad que me acuerdo de ellos con la emoción que tuvimos el haber salido campeones” sostuvo.

“Los chicos tuvieron un gran partido, trabajado, si bien tuvimos un empate, luego el 2 a 1 llevó mayor tranquilidad y pudimos manejar el partido, la verdad que ambos equipos que por primera vez llegaba a la final, quizás los nervios jugaron también” afirmó el técnico.

“Fue una gran experiencia que debemos contemplar ahora y tomar como puntapié inicial para otros equipos” agregó que “siempre la motivación estuvo presente y esto fue de menor a mayor”.

“Esperamos que esto sirva para que todos pongan más énfasis en el fútbol infantil y en general, un pibe en un plantel sale de la computadora, de la calle y de una rutina, esto le da algo más a los chicos y también generar amigos” comentó.

El plantel campeón: Santiago Kulchinzki, Benjamin Alles, Alejo Rodeland, Thiago Romero, Andrés Pazos, Thiago Osovnikar, Thiago Reuque, Leandro López, Lautaro Migone, Máximo Perelli, Santiago Erratchu, Benjamin Helbert, Agustín Brunce Pérez, Adriano Aguilar, Bruno Centani, Kevin Otero, Bautista Volpi, Ramiro Romans, Thiago Villar. DT: Matías Balunczysky; AT: Lucas Balunczysky.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorFestival Les Mirones declarado de Interés Nacional (carta de lectores)
Artículo siguienteAutoridades de EDERSA explicaron a Casadei que “tormentas y una profunda neblina salina” provocaron diferentes fallas