“Los protocolos sanitarios se aplican en las escuelas y se trabaja mucho para llevarlos adelante”

sao



La Coordinadora Zonal del Consejo Provincial de Educación Zona Atlántica, Prof. Ana Laura Giovanini, reseñó a Marítima FM el funcionamiento de los establecimientos educativos bajo su responsabilidad, con la modalidad mixta que comprende actividades presenciales y virtuales y señaló que todos los equipos trabajan en superar y equilibrar las desigualdades que la pandemia profundizó.

“Al principio hubo incertidumbre por la modalidad dual que se implementó, porque a medida que pasa el tiempo vamos aprendiendo como es todo este trabajo que iniciamos con las clases este año” indicó la docente.

“Los protocolos en las escuelas se van aplicando día a día, todos trabajan mucho para dar lo mejor en este contexto, que es tan complejo por un montón de factores por todos conocidos” sostuvo.

“Esta nueva normalidad está instalada, debimos adaptarnos a un contexto improvisado, este año debe terminar también, como se va observando, dentro de ese mismo contexto, finalizar de la mejor manera con lo que está sucediendo en esta emergencia sanitaria” aseveró Giovannini.

“Los encuentros presenciales, es para que los chicos puedan desarrollar actividades curriculares y además se da un seguimiento académico diferente a lo que es la virtualidad, si bien no es la continuidad de antes, al menos acortamos la brecha de la desigualdad de aquellos que acceden a la tecnología y otros no” explicó además “hay muchos chicos que no tiene conectividad en su casa o no tienen dispositivos, por esto es muy bueno que tengan la presencialidad y que se puedan examinar sus trabajos”

UNTER pide refrigerio nuevamente

Desde el sindicato se solicitó al gobierno provincial, arbitre los medios para garantizar un refrigerio a los estudiantes en momento en que se encuentren en el marco de la presencialidad.

Las cifras del INDEC presentadas el pasado 31 de marzo, exponen que el 58% de niños menores de 14 años son pobres y más del 15% indigentes. Muchos de los estudiantes que asisten a las escuelas públicas son hijos de familias que han quedado sin trabajo.

Es imprescindible ofrecer un refrigerio que contemple necesidades nutricionales y fisiológicas y que respete las medidas sanitarias además del protocolo correspondiente, sin exponer a ningún miembro de la comunidad educativa.

Las consecuencias de cuatro años de políticas neoliberales y la pandemia se traducen en vulneración de derechos básicos y elementales como la alimentación. En las escuelas se vivencian desigualdades y carencias. Es el gobierno el responsable indelegable de atender las demandas y necesidades sociales, con acciones y políticas públicas acordes al contexto económico y a la emergencia sanitaria.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorArtistas sanantonienses son parte libro “Convención Ilustrada” sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad
Artículo siguienteEstudian su traslado “el nuevo matadero municipal costará unos 30 millones” dijo el concesionario