Congelamiento del valor de combustibles: Río Negro va a la justicia.

reunion


El Gobierno Nacional reconoció hoy a los gobernadores de provincias productoras de petróleo las dificultades generadas para los Estados provinciales y las industrias por la aplicación del tope al valor de los combustibles, establecido por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 566/2019. Se comprometió a realizar correcciones a esta medida y presentarlas la semana próxima.

Así quedó establecido en la reunión realizada hoy en la Secretaría de Energía, encabezada por el secretario de Gobierno de Energía, Gustavo Lopetegui, con la presencia del gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck; entre otros mandatarios provinciales y representantes de las empresas petroleras.

Cabe recordar que el Decreto de Necesidad de Urgencia Nº 566/19 se establece un valor dólar combustible de $45,19 por el término de 90 días.

Weretilneck confirmó que “Nación se comprometió a presentar propuestas de resolución de la situación planteada. Seguramente en el transcurso de la próxima semana todas las partes, empresas y Gobiernos provinciales, trabajarán con la Secretaría de Energía de la Nación para analizar a la situación”.

Explicó además que “el Gobierno Nacional tomó nota de lo perjudicial que es esta situación en todos los aspectos: la previsibilidad jurídica, la falta de rumbo, la falta de rentabilidad, el peligro de las fuentes de trabajo y demás factores”.

No obstante, Weretilneck adelantó que “más allá del compromiso asumido hoy por el Gobierno Nacional de presentar una serie de propuestas a los efectos de intentar resolver el daño, Río Negro acudirá este miércoles a la Justicia igual para presentar una medida cautelar para impedir la aplicación del Decreto.

“Si las propuestas son satisfactorias y vemos predisposición a avanzar rápidamente, luego desistiremos de seguir con la vía judicial, pero mañana realizaremos la correspondiente presentación en defensa de los intereses rionegrinos”.

Análisis Una medida que superará los 90 días

El congelamiento del precio del barril dispuesto por el gobierno nacional extenderá sus perjuicios para las petroleras y las arcas provinciales por mucho más tiempo que lo que fija el DNU firmado por Mauricio Macri.

Por un lado el día 91, el día siguiente a la finalización del congelamiento, será imposible realizar una actualización que ponga los precios de los surtidores al día, por lo que el atraso no sólo se dilatará sino que generará una puja dentro de la industria en torno a quién absorbe ese desfase. Y las arcas provinciales percibirán menos por un recurso que es no renovable.

Pero el mayor y más extenso daño es el creado en la credibilidad del país y en especial de Vaca Muerta. El mensaje a los inversores del resto del mundo es que Vaca Muerta no es una política de Estado aún y que por ende no hay reglas de juego claras.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorLLAMADO A CONCURSO PRIVADO DE PRECIOS
Artículo siguiente56% de ocupación en el sector hotelero durante el fin de semana largo