Qué pasó con las exportaciones de frutas del Alto Valle y la guerra de Rusia

exportar



Apunto de terminar el primer semestre del año, los exportadores frutícolas de la región siguen explorando nuevos mercados que permitan reemplazar el mercado ruso, hoy prácticamente cerrado al mundo tras el conflicto con Ucrania.


El bloqueo occidental al puerto de San Petersburgo provocó más de un trastorno y la caída del 40 % de aquel mercado, en comparación con el mismo período del año pasado.

Fuentes del sector indicaron que están trabajando para reemplazar ese mercado con destinos alternativos, especialmente latinoamericanos. México, un espacio tradicionalmente cerrado para este tipo de producción argentina, este año abrió una ventana puntual como herramienta de su política macroenómica interna.

Otros embarques se derivan a Bolivia, Perú y Colombia, utilizando una logística más complicada: por tierra hasta el puerto de San Antonio de Chile, y de allí hasta El Callao o Buenaventura.

De todos modos, cambiar de un día para el otro no es fácil para los empresarios de la región. Especialmente porque el mercado ruso estaba comprando una calidad de peras y manzanas de menor valor que el que exigen en otros puntos. Y porque exige el armado de una nueva red de distribución, que complica la situación.

Un ejemplo es el caso de las ventas a la misma Rusia, mercado que se venía abasteciendo utilizando los transportes comerciales habituales. Pero con el conflicto bélico en Europa, esas empresas se sumaron al bloque y decidieron excluir a los puertos rusos de sus destinos habituales.

Se buscaron entonces a las navieras rusas, que tienen un solo punto de contacto en Argentina, que es el puerto de Campana, en la provincia de Buenos Aires. Hacía allí se redireccionaron entonces los camiones para que se pudiera llegar a la lejana San Petersburgo.

El 2022 había comenzado con muchas expectativas para los productores del Alto Valle, ya que los países del hemisferio norte, los principales compradores de frutas en fresco, no tenían más stock. Pero en febrero, la decisión de Rusia de atravesar las fronteras ucranianas trastocó todo el cuadro. Estados Unidos y sus aliados europeos definieron duras sanciones económicas contra Moscú que afectaron al comercio de todo el mundo.

El Alto Valle también sufrió el impacto y tuvo que salir a recuperar terreno en otros escenarios, con un resultado parcial que permite generar algunas expectativas. “Ni tan bueno como pensamos en enero, ni tan malo como se diagnosticó en marco”, resumió un hombre del sector exportador. (fuente ANRoca)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorPiden que las leyes contemple la prisión efectiva para conductores imprudentes
Artículo siguientePor la multiplicidad de casos, piden se cree el Juzgado de Familia en San Antonio Oeste