Viedma avanza con una ordenanza para multar la matanza de “especies emblemáticas”

franciscana



El gobierno de Viedma anticipó la presentación de una ordenanza que multará la matanza de “especies emblemáticas” en el ejido viedmense.

Luego de conocerse la muerte de un ejemplar de delfín de la especie franciscana en las costas de El Cóndor, el secretario de Turismo y Desarrollo Sostenible del gobierno de Viedma, explicó que “veníamos trabajando en una ordenanza que identificara especies autóctonas y emblemáticas de la vasta zona del ejido de Viedma”, y agregó que vamos a “acelerar el proceso de redacción e incorporar artículos que castiguen la matanza de ejemplares de esas especies, en la que claramente se encontrará la franciscana”.

Magnanelli, que es biólogo por formación académica, indicó que “la franciscana es uno de los delfines más pequeños del mundo y la especie llega no mucho más allá de Bahía Creek”, y especificó que “está en retroceso por interacción negativa con el hombre”.

El funcionario informó que se va a promover declarar su conservación “de interés en todo el ejido de Viedma” y establecer “una multa severísima a las matanzas que el área de fauna provincial corrobore”.

“Imágenes como las que conocimos ayer no pueden seguir repitiéndose sin que sean castigados los responsables”, expresó Magnanelli.

LA NORMATIVA ACTUAL

Además, Magnanelli adelantó que resulta urgente “la modificación de la ordenanza que estsblece las zonas de pesca (Ord. 7326) o plantear una nueva que establezca multas en Viedma y sus costas”.

inn

El funcionario explicó que “en términos de conservación hoy existe una serie de incongruencias desde la normativa, porque en la zona donde mataron a ese delfín, por lo que pudimos corroborar, está permitida la pesca con trasmallo hasta el 14 de noviembre, ignorando que el estuario de la desembocadura del río Negro es el hábitat por excelencia de está especie en nuestras costas”.

“Y el ordenamiento de la veda para pesca de ese tipo se inicia el 15 de noviembre y culmina el 15 de marzo, pensando sólo en el espacio de playa como un sector de disfrute de las personas en verano”, agregó.

RECURSOS

Magnanelli expresó que “toda actividad humana tiene impacto”, y agregó que “si bien entendemos que la pesca es un recurso económico para quienes la practican y alimenticio para quienes consume pescado, es hora de empezar a balancear, porque en este caso por ejemplo, el avistaje de delfines de la especie franciscana puede convertirse en un recurso turístico de impacto económico positivo, a esto nos referimos cuando hablamos de economía Sostenible”

“El problema es que estos animales quedan atrapados en las redes de los trasmallos. Por eso lo mejor es no permitir su colocación, sobre todo en esa zona cerca de la desembocadura, donde habitan”, finalizó Magnanelli.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorSe realizó el primer encuentro virtual para reactivar el turismo en SAO, SAE y Las Grutas
Artículo siguienteDos niños de San Antonio Oeste ganaron en el concurso provincial “Mi primer instrumento”