Editorial: leer las urnas

reunion


Casadei se reunió con Fernando “chino” Navarro. El kirchnerista será parte del gabinete de Alberto Fernández en el próximo gobierno.

Saber leer las urnas es lo que sucedió. Ganó Fernández en San Antonio, hacia allí debe confluir el próximo intendente.

Casadei no utilizó a nadie de la región para contactarse con el sanantoniense, recordemos que Navarro fue uno de los artífices para que Jorge López se sacara la foto con Alberto Fernández.

La charla fue informal. El mensaje hacia adentro de la alianza Juntos, donde convergen aristas, ucerreístas y macristas es que no se podrá gobernar sin tener lazos con el futuro gobierno nacional.

Algunos no les gustó. El otro mensaje es que Casadei va a manejar la acción política. Verticalismo puro.

La noticia para el resto de los votantes y rivales políticos es que todo lo que viene hacer es muy similar a los que Weretilneck hizo en provincia, accionar en pos de dejar a JSRN por varios años en la intendencia.

Está en el peronismo, una vez que deje el poder, reinventarse para regresar en cuatro años. Difícil misión, ya que posterior a la elección no han hecho siquiera autocrítica o bien conclusiones de porqué perdieron.

Hasta ahora, solo culparon a “el resto”: Macri no bajó obras… Weretilenck apoyó fuertemente y dejó de lado el gobierno municipal… el contexto económico no fue propicio… la culpa del presidente del concejo deliberante… “fue él, fue el otro, fue aquél”.

Los gobiernos municipales deben cumplir con los servicios básicos, eso es lo normal. La impronta de un ejecutivo es ampliar ese espectro en obras, soluciones, gestiones y liderazgo. Apuntalar la cultura, el deporte y el turismo.

Los votantes ingresaron al cuarto oscuro pensando en que alguien puede mejorar lo enumerado o bien ponerlo en marcha. Por ejemplo, Iud no regresaba como candidato, y lo más inmediato donde hubo respuestas en su momento para el pueblo, fue Casadei. Allí acudieron los votos.

Faltan 30 días para que el peronismo entregue el poder municipal, tras la reunión con el intendente electo, el compromiso era no realizar nada que perturbe la caja municipal, traspaso de personal, contrataciones o licitaciones. Ojeda no cumplió.

Decretó pase a planta de unos 40 empleados. Varios allegados a funcionarios y afiliados del PJ. Con esto el diálogo se rompió. La orden del nuevo ejecutivo, tras el 10 de diciembre, será investigar todo los procedimientos en las áreas, las cuentas, contratos y el destino algunos fondos y posteriormente avanzar en denuncias judiciales.

Hasta el momento el respeto mutuo era normal. Con el discurso de Ojeda el día del empleado municipal, demagógicamente en la fiesta, anunció entre líneas que va a seguir gobernando hasta el último minuto de su mandato.

Ya nada importa. Que el costo económico y la ausencia de obras para la temporada, lo pague el que viene. (Carlos Aguilar @caa174)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorEnfermedad de Haglund en deportistas.
Artículo siguienteExitosa campaña en el Día Nacional del Donante Voluntario de Sangre de los CENS 112 y 2 de SAO