El sector cultural, uno de los más golpeados por la emergencia sanitaria




La sentencia que comentan quienes están involucrados en esta actividad “el sector cultural, uno de los más golpeados por la emergencia sanitaria”. Aún no logra acomodarse en sus actividades, cada semana se renuevan las restricciones y limitaciones laborales. InformativoHoy dialogó con los integrantes del Colectivo Cultural Les Mirones, integrados por hacedores culturales de Las Grutas y San Antonio, quienes exponen su realidad y cómo funcionan los protocolos para el teatro.

“La actividad artística cultural en general es segura porque está contemplada bajo protocolos que están diseñados para evitar cualquier tipo de contagio de COVID-19 dentro de una sala o espacio teatral e inclusive en espacio al aire libre o cerrados. Estos protocolos fueron pensados para cuando haya casos de COVID-19, por eso, hoy que hay casos se entiende que con su implementación no habría contagios, esta es la principal causa del porque consideramos que el TEATRO ES SEGURO, los espacios culturales son seguros” indicaron a este medio.

“Por otro lado, tampoco se está individualizando cada actividad en particular, no es lo mismo un ensayo que un taller, y no son iguales a una función teatral o musical. Y que estén las actividades en espacios abiertos (al aire libre) o cerrados. Esto lleva a que cuando se cortan todas las actividades culturales se meta y mezcle todo en la misma bolsa, y de afuera se ve que no se está teniendo el suficiente trabajo para identificar la necesidad y la realidad de cada caso. Esto se puede subsanar identificando los hechos culturales que pueden aplicar los protocolos con mayor eficiencia y que evitan la propagación del contagio, y los que sí pueden llegar a generar contagios abordarlos de otra manera, pero no se mete todo en la misma bolsa y ese el problema principal que estamos teniendo en este contexto de pandemia” manifestaron.

“Los trabajadores o hacedores de la cultura vivimos netamente de la actividad que hacemos en lo cotidiano: talleres, funciones, presentaciones, charlas, seminarios y todas las propuestas que la sociedad conoce y es partícipe. Al no tener actividades periódicas es una cadena económica que se va cortando y los días que levantan las restricciones nosotros no nos encontramos con todo acomodado, ese día uno tiene que empezar de cero a mover toda la maquinaria de vuelta y tarda un par de meses en tener un sustento o ingreso diario y constante” señalaron.

“El claro ejemplo de la implementación correcta de los protocolos con casos de COVID-19 entre la población, fue la gestión del programa ReactivAR Escenas que había comenzado hace unas semanas atrás en la Casa de la Cultura de Las Grutas y en la que se llegaron a presentar tres obras otras teatrales, hoy se encuentra suspendido por las las últimas restricciones. Para llegar a ver las obras de teatro, el público debe saber que se cuenta con capacidad limitada del lugar (30 personas es el límite), por eso  tiene que pedir con anticipación la o las reservas de las sillas a un número de celular, en el ingreso se pide el DNI para cargar su situación epidemiológica en la apps CUIDAR, se coloca alcohol en las manos y no se pueden retirar el barbijo en ningún momento que estén en la sala o el hall. En la sala ya se disponen sillas distanciadas a modo de burbuja con 2 metros unas de otras, en cada una de ellas se coloca un sobre desinfectado para abonar a la gorra a la salida y finalizada la función,  y se prevén otras medidas como alcohol en gel y trapos de pisos con lavandina para la utilización del baño. En los casos donde una obra tiene muchas reservas se hace doble función con horarios o días distintos para limpiar, sanitizar y desinfectar el espacio. Por último, las obras teatrales elegidas de la grilla son locales o regionales, es decir, de localidades muy cerquita y no pueden participar de otras provincias” explicaron.

“El ReactivAR Escenas, nos mostró que podemos trabajar y generar fuente de ingresos para muchas familias con casos de COVID-19 circulando en la localidad, la implementación de los protocolos nos funcionó, siendo la manera correcta en la que el público puede disfrutar del teatro” formularon.

En las últimas horas el Colectivo Cultural Les Mirones se adhirió junto con otros trabajadores de distintos sectores, que de igual forma están afectados por las restricciones de la cuarentena, a una nota que se le entregará a la Gobernadora donde cada uno expone de forma breve su realidad:

“Desde hace muchos años, como trabajadores de la cultura y artistas escénicos, promovemos el derecho al acceso a la cultura irradiando nuestra acción a las poblaciones de San Antonio, Las Grutas y El Puerto del Este”.

Nuestras actividades se hacen en espacios cerrados y abiertos, con protocolos estrictos, que se respetan y que funcionan.

La cultura no es lujo, la cultura es esencial porque ayuda a sobrellevar las dificultades, tristezas y dolores que la pandemia provoca. Es esencial porque atenúa las consecuencias del aislamiento, abriendo los espacios necesarios para imaginar lo que vendrá con esperanza. Abrir las salas de teatro y los espacios culturales es una necesidad, tanto para beneficio de las comunidades como para sostener a los trabajadores de la cultura y sus espacios, que no cuentan con otros ingresos que los que se derivan justamente de dar funciones, ensayos y talleres, de promover una cultura para todes.

Pedimos a la Gobernación que nos considere tal como somos, esenciales para el bienestar de nuestra gente, y nos dé la oportunidad de trabajar.

Colectivo Cultural Les Mirones. Seguimos en emergencia cultural”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorEl Concejo Deliberante dejó sin efecto la actual concesión de la Terminal de Las Grutas
Artículo siguienteDeambulaba por SAO: Municipio denunció penalmente a un positivo de Covid que no cumplía el aislamiento