Río Negro ahorra más de $60.000.000 con los tomógrafos hospitalarios



La dotación de tomógrafos a los cuatro hospitales de mayor complejidad de la provincia permitió al sistema público de salud bajar los gastos, acortar los tiempos y evitar movilizar a los pacientes.

El año pasado el Gobierno rionegrino terminó de dotar de tomógrafos a los cuatro hospitales de mayor complejidad de la provincia. Con el nuevo equipamiento el sistema público de salud dejó de derivar al privado y, desde ese momento, tanto el personal como los pacientes se vieron beneficiados y los gastos bajaron alcanzando un estimado de $63.175.000.

Se trata de una inversión histórica para la salud provincial con incorporación de tecnología en los hospitales complejidad 6 (Bariloche, Cipolletti, General Roca y Viedma), evitando derivaciones de 400 kilómetros a los pacientes, como es el caso de Viedma a Cipolletti o Bariloche a Cipolletti.

El hospital de General Roca registró en 2018 un ahorro anual de $15.208.400; en total se realizaron 1.266 tomografías con contraste y 1.557 sin contraste.

En el caso de Viedma, tomando como referencia el 2018, se realizaron 2.677 estudios, cantidad que antes se derivaba al privado, generando un gasto de $ 16.606.250.

En San Carlos de Bariloche, en 2018 se realizaron 3.781 tomografías en el hospital público, que fue el primero en contar con un aparato de última generación. Los estudios en el sector privado de la salud hubieran demandado una inversión de $23.631.250.

Por último, en Cipolletti desde diciembre de 2017 -cuando se puso en funcionamiento el tomógrafo- a diciembre de 2018, la cantidad de estudios se fueron incrementando mes a mes.

En diciembre de 2017 se realizaron 18 tomografías y en el último mes del año pasado 219, en total fueron 1.835, que antes de la puesta en funcionamiento del tomógrafo propio habría demandado un monto de alrededor de $9.175.000.

Avanza el proceso para dotar de resonadores a hospitales públicos

Los centros de salud de Viedma y Bariloche contarán con equipos de última generación al alcance de todos los pacientes.

Cinco ofertas se presentaron para la compra del resonador magnético que se instalará en el hospital Zatti de Viedma, mientras que el próximo lunes 4 de febrero será el turno de Bariloche. Se trata de los primeros equipos de este tipo que se instalarán en hospitales públicos de la provincia.

“Esperamos en no más de 120 días tener el primer resonador de la provincia funcionando en Viedma”, destacó el ministro de Salud, Fabián Zgaib, tras participar del acto de apertura de sobres correspondiente a la Licitación Pública N° 25/18.

Con un presupuesto oficial de $36.000.000, las empresas que presentaron ofertas fueron Bionuclear SA, Clinicalar SA, Tecnoimagen, Gemed y Corpomédica.

“Esto es parte muy importante del plan de salud, que estos equipos de última generación estén al alcance de todos los pacientes es muy importante. Los profesionales van a tener una herramienta de última generación en los hospitales”, indicó Zgaib.

En tanto, el próximo lunes 4 de febrero será el turno del resonador para el hospital de Bariloche, que tendrá un costo y características similares al de Viedma. Se trata de resonadores magnéticos abiertos de 0.3 o 0.35 Tesla.

Para su colocación, se están acondicionando espacios especialmente diseñados y preparados en los dos hospitales.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorMás de 500 veraneantes se atendieron en el consultorio móvil de salud en Las Grutas
Artículo siguienteComienza hoy el primer gran censo de aves playeras en la Bahía San Antonio