Tras el permiso municipal, para Bridi hubo gente que opinó de la pesca artesanal sin saber

pesca


Jorge Bridi, Subsecretario de Pesca de Río Negro, dejó las siguientes consideraciones para el medio San Matías Pesca.

“La situación generó malestar en aquellos que vieron asentarse lanchas artesanales sin ningún tipo de control. El sector elegido parecía en principio área protegida. Lo que es totalmente falso”.

“Por las redes sociales opinó gente de pesca sabe poco o tal vez nada. Rápidamente se suscitó un conflicto. Los pescadores artesanales hicieron que su reclamo se escuche. Lograron que la Municipalidad de San Antonio Oeste los autorice a trabajar desde «Playa Nueva» un sitio ubicado entre Caleta de los Loros y Bahia Creek”.

“El sector elegido para realizar tareas de pesca no estaba dentro del área natural protegida Caleta de los Loros. Se encuentra a unos 400 metros por fuera del área buffer. Se debe aclarar que está bien afuera, los pescadores denominaron este sector como Playa Nueva”.

inn

“Se instalaron ahí porque en realidad ellos saben que el recurso está enfrente. El conflicto que se suscita es por el uso, los turistas denunciaron que los pescadores estaban ahí en forma ilegal; además se hablaron tonterías como depredación del recurso, por ello  esto está totalmente descartado y no tiene ningún tipo de asidero”.

“Lo que es cierto es que los pescadores se asentaron en la playa sin autorización de las autoridades competentes. Hay leyes al respecto como la de medioambiente y la de costas. No pidieron permiso entonces la Secretaria de Medioambiente pidió un informe de impacto ambiental”.

“En un principio se asentaron seis lanchas y sin autorización algunas de ellas, no tenían permiso de pesca, por esto mismo hubo descontento de mucha gente y nosotros no pudimos defender demasiado la situación, estaban sin autorización. Podríamos haberlos defendido con una presentación, si nos hubiéramos enterado con anterioridad. Después es más difícil”.

“El punto de desembarco tampoco estaba autorizado por la Subsecretaría de Pesca, desde el primer momento acusamos notificaciones a la secretaria de ambiente y les dijimos que si ellos autorizaban este asentamiento en la playa no teníamos ningún tipo de objeción para autorizar este punto, el único requisito para eso es que podamos controlarlo y podemos hacerlo”.

“Hubo además una denuncia de la Municipalidad de Viedma en la Defensoría del Pueblo, son situaciones que obligan a ser precavidos en cuanto al accionar en estas cuestiones y tener las autorizaciones que corresponden por parte de todos los organismos pertinentes”.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorEditorial: determinación
Artículo siguienteTurismo en Las Grutas: resumen estadístico de la primera quincena de febrero