Editorial: conjetura del futuro

sao



Estamos ante la inminente posibilidad que un sector del PRO, sea cabeza con JSRN para la intendencia. Un posible compromiso entre Juan Martín y Adrián Casadei posibilitaría que Nicolás Carassale sea candidato al sillón de la calle Brown.

Esta semana, ciertos miembros de Juntos por el Cambio, exigieron finalizar todo probable acercamiento con el actual secretario de gobierno municipal. Son quienes siguen al diputado Aníbal Tortoriello.

Algunos incluso viralizaron por las redes “una bandera” en alusión a Carassale. Es la de Guinea africana, con los colores rojo, amarillo y verde, respecto a la consecución del actual secretario de gobierno, pasando del radicalismo, luego por el PRO y ahora ser parte del gobierno municipal de JSRN.

Como siempre expresamos, la política es muy flexible estos últimos años, los componentes humanos de los partidos transmutan.

Marilina Cardelli, quien es delegada en la mesa provincial del PRO, expresa que JxC tiene un piso electoral importante para competir a cualquiera el año que viene. También admitió que el PRO está fragmentado. Fue contundente al señalar “quienes estarán en la nómina el año que viene son los verdaderos militantes”.

Gran parte de la oposición lo ve a Carassale como candidato a intendente. Observan que el jefe comunal lo suma a todas las fotos, en todos los actos lo sienta en la mesa y a su lado. Lo muestra en cada evento. El hecho es que los rivales de JSRN son los que van percibiendo esta probable consumación política, ya comentan en hacerle frente a esta alianza local en el 2023.

Es menester recordar que el PRO se dividió en el 2019, momentos en que Carassale aceptó la invitación de Casadei. Desde esa circunstancia, hubo inicialmente dos sectores diferenciados.

Sucedió lo mismo con la UCR, una fracción se fue con JSRN, permitió que Matías Rodríguez sea concejal. La otra se mantuvo al margen. Casi dos años después, Rodríguez hizo bloque propio y preside la UCR. Ahora el radicalismo eventualmente a nivel provincial, busque ser colectora de Alberto Weretilneck, algo que desea el presidente de la Convención, Marcelo Cascón.

Muchos radicales no están convencidos con asociarse a la candidatura de Tortoriello, otros quieren la Lista 3, el mismo Pablo Fernández, quien sería postulante por el centenario partido en San Antonio Oeste, está entre acatar el mandato de la Convención o ir sin alianzas.

Poco a poco se va conjeturando como el panorama político futuro se acomoda de cara al 2023. Elecciones en abril, dónde se decidirá quién reemplazará a Casadei, el mismo repite que se retira de la actividad política.

Precisamente esta semana, el mandatario comunal brindó una entrevista radial en la capital rionegrina, expresando que hoy si podría sumarse al gobierno de Arabela Carreras para ocupar un cargo importante dentro del gabinete.

No es lo mismo que hace un año atrás, cuando debió rechazar el posible nombramiento. La Carta Orgánica establecía convocar a elecciones ante su renuncia. Ahora, pasados dos años de asumir, podría reemplazarlo en el cargo Alicia Paugest.

Asimismo, admitió en esa conversación periodística, quien tampoco estaba de acuerdo era Alberto Weretilneck. El revelar este freno del senador, algo impensado que lo evidencie así.

Era sabido la incidencia y el giro que le iba a proporcionar el intendente al gabinete. ¿Quizás el círculo más cercano Weretilneck recelaba esa impronta política que le podría dar Casadei?, una respuesta que algún día conoceremos.

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA



Artículo anteriorDisponibles pliegos de licitación del parador ubicado en la costanera de San Antonio Oeste
Artículo siguienteCincuentenario de la Llegada del Agua: a 112 años del primer viaje del trencito aguatero desde Valcheta