Un acuarelista internacional que dejó su impronta en San Antonio



En el 3er encuentro de pintado la bahía que se realizó en San Antonio Oeste a mediados de noviembre, participo de los cuadros In Situ el artista Nicolás López quien es oriundo de Perú y se destaca por pintar con acuarelas desde lo que él ve y siente, en estos momentos se encuentra exponiendo en Europa y Latinoamérica.

Sobre sus trabajos y trayectoria como el pasar por esta localidad el artista Nicolás López menciono a este medio, “las acuarelas las puedo manipular de tal forma que se parezca a la realidad cromáticamente hablando y trato de poner mucho de lo que estoy viendo. Este concurso fue el único que participe de todo el año, porque estoy viajando todo el tiempo, esto me encanta”

“Hace unos años que estoy abocado a pintar y trasmitir mi lenguaje, lo cual me llevo a despegarme de los encuentros y concentrarme en mi trabajo en personal, esto me quita el sueño, comencé a encontrar galerías o centros culturales, como personas que se interesaron en mi trabajo, las redes sociales sirven mucho. De esta manera llegue a Europa exponiendo en galerías, empezaron a surgir otras propuestas en otros países como Roma, Suiza, Italia, Alemania y así sin parar sin mucho que andar pensando.”

“Actualmente tengo 33 años, soy el único zurdo de toda mi familia y en mi caso el arte vino de todos ellos, mis padres y hermanos que son artistas se dedican a la música y solo yo me dedico a la pintura, crecí consumiendo arte. A mí en encontró el dibujo quede apasionado, seguí la facultad pero seguí lo que me llena el corazón esto es lo que más cuesta y cuando empiezas a disfrutar algo sin importar el tiempo, ni los deseos, esto es algo difícil”

“Me fui de mi casa a los 17 años y para llevar una formación estudie en dos escuelas de Bellas Artes en una para un profesorado y en otra me recibí de artista plástico, pero el camino del arte está lleno de muchas preguntas e inquietudes, esto a su vez por vivir en una sociedad consumista y capitalista. Pero se puede ser feliz sin vivir de esa necesidad del consumo”

“Artísticamente pase por el óleo, el acrílico y la acuarela siempre estuvo en un costado de mi vida la cual es totalmente independiente, es una característica que a su vez tiene la acuarela la cual llevo pintando cerca de 10 años, con una formación de arte que me llevo a desenvolverme y a dictar workshop en distintos lugares.”

“Cuando comienzo a presentarme en los encuentros ya pintando solo acuarela, en uno de los más importantes de Perú, presento por primera vez pintando acuarela grande, el cual gano el primer premio, fue un incentivo de que esto era realmente lo mío, no lo dude más y comenzó a afinarme en lo que me trasmite el agua, tener una paleta cromática personal y un trabajo propio, el cual fue un proceso de aprendizaje y de desarrollo.”

“Hace 4 años que vengo viviendo plenamente del acuarela, me siento bastante afinado y siento este elemento como un lenguaje universal que está en todas partes sin que lo invitemos, está entre nosotros. Es por eso que siento que no pinto solo, me gusta rescatar el espíritu que tiene el agua, por su libertad sobre todo y que se manifieste en su versatilidad. De esto me encanta disfrutar del agua de su lenguaje, del papel y de los pigmentos, porque nunca un acuarela se va a parecer a otra eso nunca pasa, el agua da su punto de vista.”

“La acuarela es una técnica viva, es abierta, es un lenguaje infinito, siempre se aprende uno del otro y sigo aprendiendo. Por eso me encanta pintar de esta manera, ser sincero con lo que uno hace cuando se expresa.”

“Cuando llegue a la Argentina mi objetivo principal fue el de ver cuadros para sumar al encuentro que estoy organizando en Perú, este encuentro me sirvió como nexo con otras obras y seguir pintando en el taller que me cedieron con plena libertad. El pintar es una necesidad que siento.”

“En el primer encuentro de pintando la bahía del año 2016 participe con un cuadro el cual gano, esta sería mi segunda visita, este lugar me encanta. Si bien tengo una agenda viajando afuera, lo poco trato de disfrutar de la familia y el campo. Y del arte si se pude vivir.”

“En la sociedad en la que vivimos, el arte es la última rueda del coche, en general al arte no se le da importancia y es lo que curiosamente está haciendo falta personas sensibles. El arte es el antídoto para que este frenesís social se equilibre, pero no le damos importancia, porque se cree que es para las personas que no tienen aspiraciones, si lo único importante fueran esas carreras que son remuneradas por el estado y el artistas que se autogestiona para vivir o se arriesga a enfrentar un mundo contra la corriente, alguien me dijo una vez que el arte es solo para valientes, esa valentía hay que trabajarla y formarla”

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Nicolas Lopez (@nicolas.lopez.art) el

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA

COMPARTIR
Artículo anteriorEl Tribunal de Cuentas propone regular la compra de combustibles
Artículo siguienteSAO: movimientos sociales, políticos y gremios adhirieron al Paro Nacional de Mujeres y se movilizaron en Plaza Centenario.