Editorial: razón y despedida

dia


Los concejales, todos absolutamente, tuvieron la omisión de esperar tanto tiempo en debatir y tratar la elección del delgado.

Lo que hicieron este año fue a destiempo. Intentar “a último momento”, luego de siete años de jurada la nueva Carta Orgánica, querer reglamentar el artículo 88.

Esquivel presentó el expediente sobre tablas, es cierto, hizo demagogia, pero no pecó de inocente, lo urdió porque está en campaña, es candidato a intendente y con su acción sabía que iba a tildar a los contrincantes de no querer votarlo, incluso muchos de los que opinaron en las redes posteriormente sobre su parte de prensa, no sabían, ni conocían el proyecto que elevó. Estamos en un proceso pre electoral, sigue sensible el tema de la municipalización. Esquivel aprendió a manejar los tiempos de las discordias.

Lo mencionamos en esta columna la semana pasada que iba a ser introducido en la sesión y ninguno de los concejales que lo rechazaron, tienen la muñeca política de haber manejado previamente lo que aparecería después. Todo eso lo evaluó el presidente del Concejo Deliberante, supo que iba a ser rechazado y por ello lo puso de manifiesto.

Asimismo los concejales del FPV y JSRN tuvieron razón de declinar, el proyecto no era el ideal y hubiera marcado un sistema electoral para los próximos años que iba a ser aún más dañoso que positivo.

Tampoco el oficialismo con los ediles del “juntismo” supieron operar para que se vote el Tribunal Electoral. El anterior, el del 2012, estaba presidido por la abogada del Concejo Deliberante. Este iba a ser presidido por la abogada del ejecutivo.

¿Por qué no se pudo hacerse lo mismo? Porque en este tiempo hay oposición fuerte. La voz de la UCR en aquel 2015 era una sola, contra el resto oficialista. Por ello deberían haber consensuado previamente. No lo hicieron y lo rechazaron. También lo habíamos escrito aquí, que iba a presentarse, pero no arriesgamos si lo aprobaban, porque incluso dentro de ese proyecto conocíamos que estaba presente la interna peronista. Así se vio.

Hoy por hoy, Ayelén Spósito comienza a tener peso específico, será diputada nacional, mientras del otro lado está Luis Noale, el legislador electo. La discusión del candidato a intendente pasará por aquiescencia de la Unidad Básica y a pocos días del llamado a elecciones aún no tienen postulante. La elaboración del Tribunal Electoral debía tener el mismo debate, ahí está el punto distante.

¿Entonces, cómo saldrá el postulante del Frente de Todos para las municipales? De las encuestas que se están llevando adelante por estas horas en San Antonio y Las Grutas. El justicialismo mandó a medir a varios y lo hacen a pie, para saber de primera mano de los ciudadanos.

En frente estará Adrián Casadei “ahí está míralo” dijo el gobernador cuando los periodistas le preguntaron en el día del pueblo, si ya había candidato en estos lugares. Weretilneck agarró el lente de la cámara y giró hacia el legislador, todo un dato.

Además el mandatario provincial dijo que “para nosotros es muy importante ganar este municipio… para nosotros sería normal y natural que él sea el candidato para resolver los problemas y trabajar cerca de la gente” sentencia implícita.

Deberán sortear entonces las elecciones en las generales de octubre, donde el oficialismo del justicialismo organiza la “campaña de confusión”, así lo establecieron en reuniones cerradas.

Mientras Ojeda se fue despidiendo en la tribuna, dejó un mensaje que solo no se va ir y eso es para quienes, según él, “me metieron dentro de una causa judicial injusta”.

Ojeda espera la presentación de pruebas, luego aparecerán otros en el escenario. La campaña a intendente va a ser dura, compleja y con cruce sobre varias delaciones. (Carlos Aguilar @caa174)

QUÉ TE GENERA ESTA NOTICIA


Artículo anteriorCore Activa incorporó Europie, innovador servicio en plantillas computarizadas personalizadas
Artículo siguientePlan calor: provincia entregó garrafas y leña en SAE